La crisis del euro

La agencia Fitch advierte de que la AAA francesa está en peligro si la crisis se agrava

S&P augura rebajas en bloque de los países del euro si se entra en recesión. -La deuda francesa ya estaba sufriendo en los mercados por las dudas sobre el rescate de Dexia junto a la de Bélgica

AGENCIAS | Madrid 23 NOV 2011 - 14:00 CET

La agencia de calificación Fitch ha advertido hoy de que la nota de calidad crediticia de Francia, que goza de una AAA, está justificada actualmente, pero que podría estar "en peligro" si la crisis de la eurozona avanza y afecta al comportamiento económico del país. Con esta afirmación, la sociedad se suma a Moody's, que puso bajo revisión hace unas semanas esta especie de matrícula de honor de la calidad crediticia de un país.

En un informe publicado hoy, Fitch alude especialmente al riesgo que plantea la amenaza de intensificación de la crisis de la eurozona en concreto en relación con el "apoyo financiero al sector bancario". "El aumento en la deuda pública ha agotado prácticamente la capacidad de Francia de absorber eventuales shocks, minando su estatus de AAA", añade el documento repartido entre inversores.

Para añadir más leña al fuego, el responsable del área de calificaciones de Standard & Poor's, David Beers, el ejecutor de la rebaja a la nota de solvencia de EE UU, ha asegurado que podría haber rebajas en bloque sobre los países europeos si se confirma la recesión económica de la eurozona. En su opinión, el Banco Central Europeo debería dar "pasos más agresivos" para hacer frente al estancamiento económico, lo que se traduce en una petición para que siga bajando los tipos de interés.

Antes de publicarse la nota de Fitch, Francia, Bélgica y Luxemburgo ya estaban viendo un aumento de la presión en su contra. Estos tres países están negociando cómo proporcionar garantías temporales de deuda estatal para el banco Dexia, mientras buscan concretar el acuerdo total por 90.000 millones de euros que alcanzaron en octubre, según ha revelado hoy el diario belga De Tijd.

Por este motivo, la prima de riesgo de Bélgica, indicador que se establece a partir del diferencial entre los bonos a 10 años de un país frente a los alemanes, de referencia ha tocado hoy un máximo de la crisis sobre los 321 puntos básicos. La rentabilidad exigida a su deuda a 10 años en el mercado secundario, donde se intercambian los títulos una vez emitidos, ha marcado a su vez un récord sobre el 5%, un nivel que no traspasaba desde 2002. La prima de riesgo de Francia se iba sobre los 175 puntos básicos.

En octubre, Dexia, que ya precisó asistencia pública en 2008, se aseguró en principio garantías estatales de los tres países por hasta 90.000 millones de euros en préstamos durante los próximos 10 años. Pero el acuerdo aún debe ser confirmado, lo que deja al banco dependiendo de una asistencia de emergencia de entre 30.000 a 40.000 millones de euros, explica el diario.

Francia, Bélgica y Luxemburgo ahora están trabajando en planes para garantizar estos fondos con vistas a sacar a Dexia de la financiación de emergencia y con esto bajar los costes de crédito del grupo, siempre según este rotativo. Los países compartirían el peso de la misma manera que en octubre, con un 60,5% de esas garantías para Bélgica, un 36,5% para Francia y un 3 por ciento para Luxemburgo, de acuerdo al reporte.

Un acuerdo temporal de esta naturaleza obtendría tiempo, dijo el diario, mientras los gobiernos buscan concretar un acuerdo más amplio.

Otras noticias

Un empleado de Dexia, en una oficina de la entidad en Bruselas. / GEERT VANDEN WIJNGAERT (AP)

IMPRESCINDIBLES

El Midas cubano cabalga de nuevo

Fernández Pujals acaba de embolsarse 482 millones con la venta de Jazztel, repitiendo el éxito de hace 15 años con Telepizza

El Estado refuerza la seguridad para frenar las agresiones a funcionarios

Habrá mamparas de protección, simulacros y apoyo jurídico, según un protocolo elaborado por Hacienda y Administraciones Públicas

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana