Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis del euro

La intervención del Banco Central Europeo vuelve a salvar a España de la zona de alto riesgo

El Tesoro paga un interés del 7,088% para colocar 3.562 millones de bonos a diez años.- La prima de riesgo se modera tras tocar los 499 puntos básicos

La tormenta en los mercados no cesa y el Banco Central Europeo ha vuelto a tener que salir a poner orden. Tras tocar los 499 puntos básicos, la prima de riesgo española ha comenzado a relajarse hasta volver al entorno de los 460 puntos básicos (nivel en el que cerró ayer) gracias a que el BCE ha comenzado la compra de deuda de bonos españoles e italianos. Dos fuentes conocedoras de las transacciones han asegurado a Bloomberg que el organismo está adquiriendo deuda de estos dos países periféricos, aunque sin precisar la cantidad. Como ya hizo en agosto, cuando España e Italia estaban en el centro de la tormenta, el BCE ha tenido que volver a salir a comprar bonos de los países periféricos afectados para frenar la escalada del riesgo país. La diferencia es que ahora la gravedad del enfermo parece haber aumentado. La presión sobre la prima de riesgo española ha obligado al Tesoro a pagar un tipo de interés del 7,088% para colocar 3.562 millones de euros en bonos a diez años.

A tres días de las elecciones, los mercados han vuelto a poner a la deuda española en el ojo del huracán horas antes de la subasta del Tesoro y el acoso ha tardado en remitir. La prima de riesgo española, que mide el diferencial entre los intereses que deben pagarse por los bonos españoles a 10 años y el bund alemán que se toma como referencia, ha rozado los 500 puntos tras conocerse los resultados de la subasta del Tesoro. La presión sobre la deuda, ha hecho también que la rentabilidad del bono español a 10 años se haya disparado hasta rozar un 6,7% en el mercado secundario para después relajarse hasta el 6,5%. El 7% en este mercado secundario era la rentabilidad que se pagaba por los bonos griegos en el momento de su rescate.

Aunque las subastas se realizan en el mercado primario, que es donde acuden los Estados a captar financiación, este y el secundario están interconectados y los intereses se acaban trasladando entre ellos. Horas antes de la subasta, los inversores suelen vender sus títulos para así ejercer presión sobre el Estado y que este se vea obligado a elevar el interés que va a pagar por los bonos que va a subastar. Echando la vista atrás, la última vez que España comprometió un tipo superior al 6% por su deuda a 10 años en el mercado primario fue en 1997, cuando llegó a abonar un 7,26%. En tiempos de la peseta, la prima de riesgo española llegó a superar los 500 puntos básicos en abril de 1995.

En los mercados de renta variable, las principales Bolsas europeas han cerrado la sesión en números rojos. El Ibex 35 ha conseguido terminar el día con una bajada del 0,4%. El Cac francés ha registrado una caída del 1,78%, Londres se ha dejado un 1,56% y Milán ha perdido el 1,43%. El Dax alemán ha perdido un 1,07%.

Las primas de riesgos de otros países que han sufrido en los últimos días la presión de los mercados también ha tomado hoy la senda alcista. En el caso de Francia ha llegado a tocar el máximo en los 202 puntos básicos para después relajarse ligeramente. Bélgica también ha marcado récord con 319 puntos básicos. En el caso de Italia, la prima se sitúa en el entorno de los 535 puntos básicos, por encima del cierre de ayer en los 518 puntos básicos aunque por debajo de su máximo marcado en los 574.

De hecho, el interés medio que paga ahora el Estado por la deuda está en el 3,96%, aunque esta partida se ha alzado como la segunda en importancia en los presupuestos ante el incremento de la deuda pública pendiente de devolver, que está en el 63% del PIB. Además, con vistas al futuro, seguirá aumentado si no se revierte la tendencia al alza en las rentabilidades que está causando la crisis. El origen de estas subidas se encuentra en la mayor desconfianza sobre el conjunto de la eurozona y en el hecho de que la deuda española se asocia con un moderado riesgo.

España ha vuelto a repetir el titular de vender deuda a los tipos más altos en los últimos 14 años, algo que ya sucedió el martes tras una subasta de letras a un año del martes. Un titular que se veía intuyendo porque la presión sobre la deuda española no remitía y la rentabilidad pagada en el mercado secundario iba en aumento.

Wall Street abre en negativo

La Bolsa de Nueva York ha abierto hoy a la baja y el índice Dow Jones de Industriales descendía el 0,07 % (-7,87 puntos) y se instalaba en 11.897,72 puntos minutos después de comenzar las contrataciones, el selectivo S&P 500 cedía el 0,12 % y el índice compuesto del mercado Nasdaq perdía el 0,17 %.

La apertura a la baja se produce después de la jornada negativa de ayer. La alerta sobre el riesgo de contagio de la crisis de deuda de la zona euro a la banca estadounidense que lanzó ayer la agencia de calificación Fitch puso en jaque a Wall Street, que intensificó sus pérdidas hasta hacer perder al Dow Jones de Industriales la referencia de 12.000 puntos.

El parqué neoyorquino, que había moderado su tendencia bajista hacia el ecuador de la sesión, incrementó los números rojos a medida que se fue acercando el cierre de la jornada y finalmente su índice de referencia cayó el 1,58% para situarse en 11.905,59 puntos, por debajo de una cota sobre la que se mantenía desde el viernes.

Lo mismo ocurrió con los otros dos principales indicadores de Wall Street, que tras frenar los descensos cerraron con un retroceso del 1,66% en el selectivo S&P 500 y del 1,73 en el índice compuesto del mercado Nasdaq.

El causante de ese ánimo vendedor de última hora fue el informe emitido por Fitch, en el que advertía de que el riesgo de contagio a la banca estadounidense "sigue creciendo", por lo que la perspectiva que le otorga a ese sector empeorará si no se resuelve de forma ordenada la crisis de deuda en Europa.

La agencia de medición de riesgo situó en 50.000 millones de dólares en el tercer trimestre la exposición de los seis grandes bancos de Wall Street a la deuda europea, lo que representa el 0,5% del total de sus activos.

De cualquier modo, Fitch reconoció que la banca estadounidense ha reducido en el último año esa exposición, que calificó de "manejable", pero tendrá "consecuencias significativas si no logra contenerse".

La CEOE advierte que los intereses que se pagan por la deuda no son "sostenibles"

El vicepresidente de la CEOE, Arturo Fernández, ha advertido hoy de que una prima de riesgo por encima de 500 puntos básicos -un valor que está cerca de alcanzarse- pone a España "al borde del abismo", y ha recalcado que de que el margen para evitar un rescate "es complicado y estrecho". Fernández ha alertado de que los intereses que se están pagado por la deuda pública "no son sostenibles".

No obstante, ha recalcado que aunque España está "al borde del 'crack'" de momento "estamos aguantando", y ha confiado en que el próximo Gobierno dé "aires nuevos" a los mercados y mejore la confianza. Ha recordado que España está en mejor situación que otros países como Grecia y Portugal, por lo que existe la posibilidad de que no ocurra "lo que no desea nadie: el rescate".

Más información