Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El déficit fiscal de Cataluña con el Estado asciende a 16.434 millones de euros

El consejero de Economía, Andreu Mas-Colell, anuncia que el déficit es del 8,4% del PIB, una cifra muy similar a la de 2005

El déficit fiscal de Cataluña con el Estado casi no se ha movido en el último lustro. El Ejecutivo de Artur Mas estima que este fue del 8,4% del Producto Interior Bruto (PIB) en 2009, el último año con datos disponibles, lo cual supone un incremento de una décima respecto a 2005. Esa proporción equivale a 16.434 millones de euros. Así lo ha anunciado esta tarde en el Parlament el consejero de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell, quien ha constatado que Cataluña tiene un "déficit fiscal estructural" con el Estado de "entre el 8% y el 8,5% del PIB catalán". Mas-Colell ha considerado que, a pesar del nuevo modelo de financiación autonómica, "no se ha producido ningún cambio significativo" entre 2005 y 2009 y ha juzgado que es situación no es "nada razonable".

El cálculo se ha realizado mediante el método de flujo monetario. Este imputa el gasto en el lugar donde se materializa (una estación del AVE en Barcelona, por ejemplo, genera riqueza en la ciudad) y sirve para medir el impacto de un servicio público en una comunidad. Este método es el más "simple conceptualmente", según Mas-Colell, frente al cálculo carga-beneficio (la estación del Ave forma parte de una red estatal que, en principio, beneficia a todo el país), que permite tener un barómetro del bienestar del país. Además, Mas-Colell ha explicado que se han ajustado los resultados "al ciclo económico", es decir, se ha eliminado el efecto crisis.

Según Mas-Colell, en 2005 los ingresos aportados por Cataluña -que supone el 18,6% del PIB del conjunto de España- suponían el 16,99% el total de territorios. Los gastos en Cataluña representaban, en cambio, el 13,41%. Esa misma metodología aplicada en 2009 arroja, según la Generalitat, que los ingresos aportados por Cataluña eran del 19,25%, mientras que los gastos eran del 14,14% del total. Las situaciones de 2005 y 2009, sin embargo, eran muy dispares.

El primer año el Estado tenía superávit, mientras que en 2009 sus cuentas arrojaban un abultado déficit público. Por ello, el déficit se ha ajustado al ciclo, lo cual da ese 8,4% del PIB. La publicación del dato ha irritado al diputado de Ciutadans Jordi Cañas, quien ha interrumpido a Mas-Colell durante su intervención. "¿Me quiere censurar?", le ha espetado el consejero.