La economía de Alemania cerrará 2011 con un "fuerte frenazo"

Los principales institutos del país revisan drásticamente sus proyecciones y rebajan del 3,6% al 2,9% el avance para este año. -En 2012 el PIB crecerá solo un 0,8% frente al 2% previsto

AGENCIAS | Berlín 13 OCT 2011 - 11:09 CET

Archivado en:

La economía alemana sufrirá "un fuerte frenazo en los próximos meses" y se acerca a la recesión, tal y como prevén algunas analistas, por la crisis de la eurozona, según han advertido hoy en un informe los principales institutos de estudios económicos germanos. A causa del fuerte endeudamiento de los llamados periféricos del euro y los problemas de capitalización de los bancos, el Producto Interior Bruto (PIB) del país crecerá un 2,9% este año -cuando se llegó a apuntar un 3,6%- y apenas un 0,8% en 2012, lejos del 2% previsto anteriormente.

"El mayor riesgo consiste en un recrudecimiento de la crisis de la deuda y la confianza de Europa, por la que las condiciones financieras de la economía podrían empeorar de forma notable", según el documento, titulado La crisis de la deuda lastra la coyuntura alemana. Las previsiones para lo que queda de año apuntan a que el frenazo registrado en el segundo trimestre, cuando el país registró su peor dato de crecimiento desde 2009 con un 0,1%, se consolidará en los próximos meses.

"La crisis de deuda en Europa amenaza con convertirse en una crisis bancaria que pesa cada vez más en la economía alemana", afirma el texto antes de explicar que "la mayor incertidumbre minará la demanda nacional y el comercio exterior probablemente ya no contribuya a la expansión debido a la difícil situación de los socios comerciales más importantes".

Referente en el país

Según este estudio, considerado un referente en Alemania, la inflación continuará alta para los parámetros alemanes y a pesar del enfriamiento de la coyuntura económica, apunta el documento. Los institutos prevén que el Índice de Precios al Consumo (IPC) de este año alcance el 2,3% y que en el próximo ejercicio se sitúe en el 1,8%.

El mercado de trabajo alemán capeará el temporal económico y el número de desempleados se mantendrá en torno a los tres millones, lo que supone una tasa de paro del 7%, para bajar en el próximo ejercicio hasta los 2,8 millones de personas (6,7% de paro). El déficit de la primera economía alemana permanecerá claramente por debajo de los máximos permitidos a nivel europeo y supondrá un 0,9% del PIB este año y un 0,6% del PIB en 2012.

El frenazo del motor europeo aumenta la incertidumbre sobre una recaída en la recesión de la eurozona y las dudas sobre toda la UE. En el conjunto de los Veintisiete, ayer fue Reino Unido quien lanzó una señal de alarma sobre su economía al anunciar un brusco aumento del paro en agosto que elevó la tasa del desempleo al 8,1%, la más alta desde 1996.

Riesgo de recesión en España

El documento también recoge las previsiones de los expertos alemanes sobre España, que rozará la recesión en 2012 con un exiguo repunte del 0,1%, una cifra que se queda muy lejos no solo de lo que recogen los cálculos desfasados del Gobierno (2,3%), sino también de la de organismos internacionales como el FMI (1,1%). Para este año, los institutos de Alemania esperan un avance del 0,7% ya que el consumo privado permanecerá bajo mínimos por el alto desempleo y el fuerte endeudamiento de las familias.

Donde coinciden estos analistas con el Ejecutivo español es en el tema del déficit, ya que también prevén que 2011 acabe con un desfase presupuestario del 6%. En 2012, sin embargo, vuelven las diferencias con una previsión del 5,6%.

En cuanto al paro, auguran que la tasa de desempleo seguirá aumentando en 2012 hasta alcanzar el 21,5%, medio punto más que lo que esperan para finales de 2011. La inflación se irá al 2,9% este año por los precios de la energía pero, presionada a la baja por la atonía del consumo, bajará al 1% en 2012. Echando la vista atrás calculan que el PIB español está todavía un 3,8% por debajo de los niveles previos a la crisis.

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

Un regreso apresurado

La vuelta de Grecia a los mercados no garantiza su continuidad ni la sostenibilidad de la deuda pública

“Estoy decepcionado con la unión bancaria”

El magnate George Soros asegura que se ha perdido una gran oportunidad

Chile quiere ser potencia alimentaria

El país quiere invertir para impulsar sus vinos, salmones y frutos secos

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana