Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
El agravamiento de la crisis

Las Bolsas mundiales sufren por los problemas de Grecia y de la banca

Los parqués de referencia europeos moderan el correctivo en el tramo final de la jornada. -El temor a una recesión ahonda las ventas sobre los valores industriales

Las Bolsas de Europa y Estados Unidos han prorrogado hoy los números rojos de la víspera y han llegado a amenazar con retroceder a sus mínimos de los últimos 16 meses. Los motivos de esta nueva jornada negra en los parqués ha sido que la crisis fiscal de la eurozona está a punto de cobrarse su primera víctima entre la banca con Dexia, la entidad francobelga que afronta su división para aislar las importantes pérdidas derivadas de su exposición a la deuda griega. También ha incrementado el pesimismo de los inversores el hecho de que cada vez son más los analistas que auguran una recaída en la recesión.

Ante este panorama, la apertura en rojo de Wall Street y la caída del índice estadounidense S&P 500 a una tendencia bajista, han recrudecido las ventas al otro lado del Atlántico. Además, en EE UU, el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, advertía en comparecencia ante el Congreso de que la crisis de la deuda en Europa ha sido una "significativa" fuente de estrés en "los mercados globales financieros". Además, volvía a leer la cartilla a los países del euro: "Los líderes europeos están comprometidos a enfrentar estos problemas, pero necesitan un acuerdo entre un amplio número de países para poner en marcha mecanismos de defensa".

Sin embargo, al cierre, las Bolsas del Viejo Continente han logrado echar el freno a las pérdidas, sobre todo en el caso del español Ibex 35, que se ha dejado un 1,54% y mañana abrirá en 8.225 puntos. Peor le ha ido al Dax de Fráncfort, que ha perdido un 2,9%. Aunque podría haber sido más dramático, ya que a media tarde ha llegado a perder más de un 4% con importantes caídas en las grandes compañías industriales del país. Entre sus principales valores ha destacado durante buena parte de la jornada el Deutsche Bank, que ha advertido hoy de que no alcanzará sus previsiones de unos beneficios antes de impuestos de 10.000 millones de euros en 2011. No obstante, tras transitar durante buena parte de la sesión con unos números rojos superiores al 4%, se ha quedado con un recorte del 1,60%.

Por detrás, Londres ha caído un 2,50% y Milán otro 2,72%. Mientras, en París, que ha descendido un 2,61%, Dexia ha sufrido el mayor recorte de toda Europa ante las dudas sobre su futuro. Sus acciones han bajado un 20,77% tras llegar a ceder un 38% por la mañana. No obstante, junto a la banca, también los valores industriales han sufrido por las fuertes ventas ante el aumento de los riesgos de que la economía de la eurozona recaiga en la recesión entre finales de 2011 y principios de 2012.

Junto a la banca, grandes de la industria francesa como Renault o Alcatel-Lucent se han dejado más de un 9% mientras, la aerolínea Air France-KLM ha acaparado parte de la atención de los analistas al desplomarse un 11%, con lo que sus acciones cotizan a su valor más bajo en los últimos 20 años. El motivo, que la asociación internacional del sector, la IATA, ha advertido de que sus previsiones de beneficios son "insostenibles".

En España, el principal selectivo de la Bolsa de Madrid, el Ibex 35, ha acabado la sesión con una caída del 1,54%. Entre sus grandes valores, Santander se ha dejado un 1,53%, en tanto que BBVA ha cerrado la jornada con una reducción de su valor del 1,06%. Bankinter, Caixabank y Bankia han completado el desplome de los títulos bancarios, al anotarse pérdidas del 3,05%, 2,78% y 1,64%. Sólo se han salvado de los recortes FCC (+2,77%), Mapfre (+1,89%) y Banco Popular (+0,35%).

"Nadie debería sorprenderse de que Grecia no pueda cumplir con su objetivo de reducción del déficit público. Los excesos del pasado no se eliminan de la noche a la mañana con una terapia fiscal de caballo. Con esto se están generando problemas aún más graves. Grecia sería como el primer eslabón de la cadena del riesgo fiscal y eso es lo que ve ahora mismo el mercado", ha explicado un analista que pidió no ser identificado a Reuters. "Los mercados quieren ver expectativas de crecimiento como única manera de salir de la crisis y esa es la clave para generar confianza entre todos los agentes económicos", ha añadido.

Otros parqués europeos como Atenas o Lisboa se han dejado un 6,28% y un 2,32%. En el mercado de divisas, el euro, que ha tocado mínimos frente al yen de los últimos 10 años y su valor más bajo con respecto al dólar desde enero, ha logrado cambiar de tendencia y conseguía recuperar la cota de las 1,32 unidades del billete verde.

En cuanto a la deuda, el diferencial de la deuda española a 10 años frente a su equivalente alemán, lo que establece la prima de riesgo, subía hasta superar los 340 puntos básicos frente a los 328 de las últimas transacciones del lunes. Para Italia, el reavivamiento de las dudas sobre el conjunto de la eurozona se han traducido en un ascenso de unos 9 puntos básicos hasta los 380. Sobre la distancia que separa a ambos países, el ministro de Finanzas italiano, Giulio Tremonti, ha justificado este martes que la prima de riesgo de España sea menor que la de Italia por la convocatoria de elecciones para el próximo 20 de noviembre, que a su juicio ofrecen una "perspectiva de cambio".