Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telefónica no se convertirá en una operadora 'low cost'

Ansaldo asegura que las últimas rebajas de tarifas son un reclamo comercial

Guillermo Ansaldo, expresidente de Telefónica España, ha afirmado hoy que Telefónica no se va a convertir en un operador de bajo coste (low cost) y que las agresivas rebajas de tarifas realizadas recientemente tanto en móvil como en ADSL forman parte de un reclamo comercial con el objeto de que los clientes entren en las tiendas y en los canales comerciales de Telefónica.

El hasta ahora responsable del negocio en España y actual director general de Recursos Globales ha dicho que periódicamente hay que hacer este tipo de ofertas para que los canales comerciales se llenen, "porque solo si conseguimos que los clientes entren en nuestras tiendas les podremos vender smartphones o conexiones ADSL como hacen los hipermercados con sus ofertas". "No vamos a renunciar a buscar los clientes de valor", ha argumentado.

Telefónica ha dado un giro a su estrategia al anunciar primero tarifas de móvil con llamadas a seis céntimos el minuto y rebajar luego su principal tarifa plana de ADSL un 40%.

Ansaldo ha indicado que su nueva unidad de Recursos Globales estará a cargo de los "negocios multipaís", pero que la compra de terminales dependerá de Telefónica Digital y, más concretamente, en la persona de Marieta Del Rivero, procedente de Nokia.

Sobre el excesivo coste de la subvención de terminales, Ansaldo ha afirmado que es "una palanca comercial más" y que "no es ni buena ni mala", aunque puede convertirse en un problema si se exageran los costes y no hay retorno.

Ansaldo ha recordado que la inversión de Telefónica España en los últimos diez años supera la cifra de 24.500 millones de euros, y que ha pasado desde el 38% en 2005 al 45% en 2010 del conjunto del sector, según datos de la CMT.

El próximo 9 de septiembre pondrá en marcha el despliegue que utiliza las frecuencias de 900 megahercios para dar mejores servicios de internet móvil y que incluyen la mejor cobertura en el interior de edificios. Esta tecnología se ha instalado ya en 3.000 emplazamientos de la operadora y llegará a los 4.000 a finales de año, lo que supondrá cubrir las ciudades de más de 50.000 habitantes.

Telefónica ya ha alcanzado los 100.000 clientes de 50 megas en ADSL y una cobertura del 96,4% de la población en 3G.