Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Las pruebas al sector financiero

Ninguna entidad española suspendida necesitará más capital del ya previsto

Cuatro cajas y un banco español no llegan a los mínimos en el escenario más adverso. -Tampoco superan el examen dos griegos y un austríaco

España ha acumulado cinco de los ocho suspensos de las pruebas de resistencia a la banca europea, según los resultados hechos públicos hoy por la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés). Las entidades que no han superado los mínimos son CatalunyaCaixa, Unnim, la CAM y el Grupo Caja 3, además del Banco Pastor. Tampoco han aprobado dos bancos griegos y un austríaco. En su conjunto, las entidades financieras que no alcanzan el mínimo del 5% requerido de core tier 1 (capital de máxima resistencia) necesitan un capital adicional de 2.500 millones de euros. No obstante, en el caso de las españolas, no precisarán captar fondos adicionales una vez reciban las ayudas que ya han solicitado.

España, a diferencia del resto de países de la UE, ha sometido a la práctica totalidad de su sistema financiero con un 95%, mientras la media europea se sitúa en el 60%. De hecho, los grandes bancos españoles superan holgadamente los requisitos de capital exigidos para resistir un hipotético deterioro extremo de la economía durante los próximos dos años. Además, las cinco entidades suspendidas no necesitarán ampliar más capital del previsto, ya que o bien cuentan con provisiones genéricas y han salido al mercado a captar fondos, como el caso del Pastor, o ya tienen solicitada ayuda al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

El esfuerzo realizado por las entidades españolas dentro del proceso de reestructuración puesto en marcha por el Gobierno y supervisado por el Banco de España se traduce en que, de las 25 cajas o bancos que se han sometido a las pruebas, 12 de ellos alcanzan los mínimos de capital exigidos gracias a los fondos captados a lo largo de 2011.

Como se esperaba, las grandes entidades españolas han superado el examen, incluso con holgura en el caso de los dos mayores bancos. El que obtiene un core tier 1 más elevado es el BBVA, con el 9,2%, mientras que el Santander llega al 8,4%. Siempre hablando de los escenarios más adversos, también pasa la prueba el Banco Financiero y de Ahorro (BFA) -a pesar de que se ha quedado con los activos más tóxicos de las antiguas Caja Madrid y Bancaja para dejar limpia a Bankia- y obtiene el 5,4%. Respecto a La Caixa, alcanza el 6,4% de capital de máxima calidad. Popular, Sabadell y Bankinter registran, respectivamente, ratios del 5,3%; 5,7%; y 5,3%.

En cuanto a los suspensos, la Caja de Ahorros del Mediterráneo, castigada por su salida en marcha de la unión con Cajastur en el extinto Banco Base, se queda con un nivel de capital del 3% en el escenario más adverso. Por este motivo, necesita 947 millones de euros para alcanzar el mínimo del 5% exigido por la EBA. El Grupo Caja 3, la entidad surgida de la integración de Caja Badajoz Cajacírculo de Burgos y la Inmaculada obtiene una ratio del 3,3%. El Pastor también obtiene un 3,3%, pero no tendrá que captar más capital gracias a las provisiones genéricas y la emisión de convertibles.

En el caso de Catalunya Caixa, su capital se ha quedado en el 4,8%, pero la entidad catalana defiende que si se cuenta el efecto de la venta de acciones que tenía de Repsol por valor de un 0,4%, su ratio alcanzaría el 5,2%, suficiente para aprobar aún sin tener en cuenta las provisiones anticíclicas. Por último, la otra entidad catalana suspendida, Unnim, obtiene un 4,5%, pero también superaría el aprobado de tener en cuenta las dotaciones genéricas, subestándar y fondos de pérdida esperada.

En cuanto al resto de países, Alemania, Francia e Italia no registran ningún suspenso. Además, en el conjunto de la banca europea, ya que en total se han examinado a 90 entidades, hay 16 aprobados raspados, ya que estas entidades no llegan a superar el 6% de capital en el escenario más adverso.