Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Google sorprende con un incremento del beneficio del 36%

La compañía más potente en Internet se anota un beneficio trimestral de 2.500 millones de dólares, tras facturar 6.920 millones

Google sigue siendo una máquina de hacer dinero. La compañía más potente en Internet se anotó un beneficio trimestral de 2.500 millones de dólares (1.770 millones de euros), tras facturar 6.920 millones (4.890 millones). Pero estas cifras contrastan con la ansiedad que domina desde hace meses Wall Street sobre la manera en la que gasta la compañía, que se vio ligeramente calmada gracias al lanzamiento de la red social Plus.

La primera reacción del mercado fue de entusiasmo, porque los resultados presentados superan cómodamente las expectativas. Eso hizo subir sus acciones más de un 10% al cierre de Wall Street. El incremento del beneficio fue del 36%, si se compara con los 1.840 millones (1.300 millones) de hace un año. El incremento de los ingresos publicitarios explican este sólido repunte.

Los resultados publicados coinciden, además, con los tres primeros meses en los que el cofundador Larry Page llevó las riendas de la compañía, tras haber tomado la pasada primavera el puesto de consejero delegado de Eric Smicht. Pero este entusiasmo no oculta la realidad: los accionistas quieren claridad respecto a las inversiones que va a hacer Google bajo la nueva guardia.

Visiones distantes

Y ahí la visión del parqué y de los ejecutivos en Mountain View distan. Page apuesta por proyectos que pueden ser rentables pasados unos años. Los analistas quieren, sin embargo, resultados cuanto antes a la vista del empuje de rivales como Facebook en la arena de las plataformas sociales, de Apple en los dispositivos móviles o de Amazon y Netflix en la distribución de contenidos.

La evolución de los títulos de Google reflejan esa frialdad. Al cierre se pagaban en torno a los 530 dólares (374 euros) la acción, por debajo del máximo anual de 642 dólares (453 euros). Desde que Page está al mando, la caída fue del 14%. Tampoco gusta a los inversores que el incremento del gasto vaya más rápido que el de los ingresos, por mucho que Page diga que se estrategia es a largo plazo.

¿Estamos ante otra Microsoft? Es la pregunta que se hacen en el parqué al ver el tamaño y dominio de Google. A lo que se suma el escrutinio cada vez mayor de los reguladores a sus prácticas, ante las dudas de que puedan ser un monopolio. La compañía responde que los usuarios son libres a utilizar otros motores de búsqueda en Internet si cree que son mejores.

Hay, sin embargo, aspectos prometedores en la estrategia de Page. El pasado 28 de junio lanzó Google Plus, para hacer frente a la creciente popularidad de Facebook. Esta red social está en fase de pruebas y solo se puede acceder por invitación. La recepción ha sido tan positiva, que sus ingenieros suspendieron temporalmente la suscripción de nuevos miembros