Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

España cautiva a Goldman Sachs

El banco de inversión estadounidense asegura que el vuelco en las elecciones autonómicas tendrá un efecto "limitado" en las cuentas públicas

Las elecciones en las comunidades autónomas son una oportunidad "para dar transparencia a las finanzas públicas". Apenas tendrán impacto en la deuda y el déficit públicos. El recorte del déficit "va por buen camino". Las protestas en la puerta del Sol y similares son consecuencia de la fatiga tras el recorte de gastos y la demanda social por las reformas en el mercado laboral. Y las perspectivas de crecimiento son "moderadamente optimistas". En medio de la tormenta política en Castilla-La Mancha, con el mercado permanentemente en guardia por la deuda española, una recuperación anémica y un sinfín de incógnitas por el empacho inmobiliario de los últimos años, el banco de inversión más influyente del mundo, Goldman Sachs, acaba de lanzar un informe en el que parece cautivado por la economía española.

"Esperamos que la incertidumbre que rodea los déficits de las comunidades sea limitada. Escenarios que supongan amplias revisiones, además de ser muy improbables, podrían suponer un incremento de los ratios de deuda y déficit en torno al 2%", según un informe firmado por la economista de Goldman Sachs Natacha Valla. Se trata del último de una serie de informes muy optimistas respecto a España del banco de negocios norteamericano. Tras la victoria electoral del PP en la mayoría de las comunidades autónomas y las insinuaciones del partido de Rajoy sobre el estado de las cuentas públicas en algunas regiones, Goldman Sachs asegura que en el peor de los escenarios el déficit de 2010 se colocaría en el 10,7% del PIB (frente al 9,2% oficial) y la deuda en el 61,5% (frente al 60,1% en el que el Ministerio de Economía cerró el año). Goldman Sachs, además, asegura que esos problemas con las finanzas públicas "no son específicos de España". El banco está acusado de haber ayudado a Grecia a maquillar sus cuentas públicas durante años, cuando Mario Draghi (virtual sucesor de Jean-Claude Trichet en el BCE) era el responsable de la división europea.

El análisis deja además un par de curiosidades. Sobre el movimiento 15-M, el banco que preside Lloyd Blankfein interpreta que los manifestantes reclaman medidas de "flexiseguridad" en el mercado laboral -similares a las que reclaman organismos como el FMI para España, por ejemplo-, además de cambios en la vivienda, los servicios públicos, la banca y los impuestos. "Los resultados de las últimas elecciones sugieren que los recortes de gastos per se no son necesariamente impopulares", según la opinión de Natacha Valla, que pone el ejemplo de Murcia, donde el PP ha obtenido grandes resultados pese a anunciar importantes recortes del gasto público el pasado diciembre y apoyar medidas como el copago en sanidad.

Goldman Sachs cree que España crecerá el 1,1% este año y acelerará hasta rozar el 2% en 2012, con una notable mejoría gracias al sector exterior, que "podría dar sorpresas".