Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marcilla declara la guerra del café a Nespresso

La multinacional Sara Lee vende cápsulas compatibles con la máquina de Nestlé, más baratas y en el supermercado

Marcilla, la marca de café de la multinacional Sara Lee, vende desde hoy cápsulas de café. La novedad: no es para una máquina de café propia, sino para la de la competencia. Las cápsulas de Marcilla se pueden usar en las máquinas de Nespresso, el sistema de Nestlé. Marcilla quiere reventar así el sistema exclusivo de Nespresso, cuyas cápsulas solo se pueden comprar en una de sus 26 tiendas exclusivas o en Internet. Marcilla las venderá en el supermercado y más baratas. En Francia y Holanda ya lanzaron el órdago a Nestlé y fueron demandados por hacerlo.

"Creemos que hay una demanda muy interesante de personas que quieren comprar su café de cápsula al tiempo que compra el pan, la leche y los productos de cada día", justifica Mauro Schnaidman, presidente para el sur de Europa de Sara Lee. Asegura que la calidad de su café es de máxima calidad y el precio, más competitivo. Diez cápsulas de Marcilla valdrán 2,99 euros. Diez cápsulas originales de Nespresso valen entre 3,30 euros y 3,90, según la variedad. Y Sara lee comercializa ya su producto en 1.200 supermercados, que serán 3.000 en una semana y 5.000 en un mes. Entre los distribuidores, algunos de los más potentes: Hipercor, Corte Inglés, Alcampo, Caprabo, Eroski, Carrefour, Ahorramás... No fabricarán para marca blanca, ha asegurado Schnaidman.

Según Schnaidman todavía no saben si Nespresso les demandará. En Francia ya lo han hecho, aunque aún no hay sentencia al respecto. Sin embargo, el directivo de Sara Lee asegura no estar preocupado. "La cápsula la ha desarrollado nuestro departamento de Innovación y Desarrollo. En nueva y diferente", justifica. Es de plástico, mientras que las originales de Nespresso son principalmente de aluminio. Tiene una forma más cuadrada, orificios en la parte trasera... Según Marcilla, no violan ninguna patente, sino que simplemente han creado un producto que puede ser usado "en una plataforma de una marca concreta". En Francia, presumen, han tenido mucho éxito: en un año han vendido 175 millones de cápsulas para Nespresso. Además, tienen una máquina propia, que se llama Senseo, desarrollada con Philips, que dicen seguirán promocionando, al igual que un sistema de cápsulas grandes para cafetera tradicional italiana, de las que en España ha logrado vender 3 millones de unidades en seis meses.

Nespresso no quiere dar demasiados detalles sobre si demandará a la firma que lanza el desafío. Vincent Termote, Director General de Nespresso para España y Portugal dice que su calidad es mucho mejor. "No voy a especular sobre este tema, y no haré comentarios sobre nuestra estrategia legal. Lo que quiero decir es que la competencia no es nueva para nosotros. En estos momentos ya competimos diariamente contra más de 40 sistemas de café en monodosis a nivel mundial y 15 operan aquí en España", asegura. "Si continuamos teniendo éxito es porque dedicamos todo nuestro esfuerzo en garantizar la máxima calidad en cada taza de café. Por eso, seguimos confiando en que nuestra oferta de café de la más alta calidad, nuestro servicio personalizado y nuestra exclusiva experiencia de marca seguirán conquistando la confianza y el entusiasmo de nuestros socios del club Nespresso".