Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La crisis de deuda da el salto a EE UU y tumba las Bolsas

La amenaza de S&P de rebajar la nota de solvencia estadounidense da la puntilla a los mercados en pleno recrudecimiento de la crisis fiscal del euro.- El Ibex cae un 2% en una jornada en rojo en toda Europa

El Fondo Monetario Internacional ya avisó la semana pasada del riesgo de que la crisis de deuda golpease con fuerza a Estados Unidos si no ataja sus problemas fiscales. Hoy ha llegado un nuevo aviso con la decisión de la agencia de calificación Standard & Poor's de dejar en perspectiva negativa la nota de solvencia de la primera potencia mundial. Pese a que el país mantiene una matricula de honor (AAA), las dudas que deja en el aire la amenaza de S&P ha dado la puntilla a las Bolsas, tanto a este como al otro lado del Atlántico, que ya estaban sufriendo lo suyo por culpa de la reactivación de la crisis de deuda y el temor a que Grecia deba reestructurar su deuda.

Ante este panorama, el español Ibex 35, que ha transitado durante toda la jornada por el rojo, ha ampliado las pérdidas tras la apertura a la baja de Wall Street y ha cerrado con un recorte del 2% arrastrada por su sector financiero. Mañana abrirá en 10.344 puntos. En el resto de los periféricos el correctivo ha sido similar, aunque algunas plazas como Milán han superado el recorte de Madrid con un 3,2%. Lisboa, cuyo país está bajo sospecha tras activar el rescate, ha caído en línea con la española y al cierre se ha dejado un 2,3%.

En el resto de Europa los recortes también han sido de órdago. Alemania, cuyos bancos están en posesión de un importante volumen de deuda griega y, por tanto, podrían acabar sufriendo pérdidas si finalmente Atenas opta por renegociar los plazos e intereses de sus bonos, ha sido la que más ha retrocedido con un descenso del 2,3%. El lastre de su sector financiero explica las pérdidas. París, por su parte, se ha dejado un 1,7% y Londres un 1,9%.

En los mercados de divisas, el aviso de S&P ha tenido el efecto contrario que en la renta variable. Así, tras perder valor durante buena parte de la sesión frente al dólar, la posibilidad de que la triple A de Estados Unidos esté en peligro le ha permitido enjugar parte de este retroceso. Al final, el Banco Central Europeo ha fijado su cotización en 1,4215 unidades del billete verde.

La importancia de la triple A radica en que es una condición imprescindible para que importantes agentes del mercado como los fondos de pensiones apuesten por la deuda estadounidense. Este tipo de sociedades y entidades tiene limitada sus inversiones a valores calificados con la máxima nota.