Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El enfrentamiento entre la Cajastur y la CAM pone en riesgo la fusión

La aparición de más morosidad en la entidad alicantina origina el conflicto con la asturiana

La fusión fría entre la CAM, Cajastur, Caja Cantabria y Caja Extremadura se enfrenta a nuevas tensiones. A menos de una semana para que las asambleas generales de las cuatro entidades que han pactado la creación de la tercera caja de ahorros española den el visto bueno definitivo a su unión, las diferencias que desde el primer momento han tensado la relación de CAM y Cajastur vuelven a aflorar.

El motivo de este recrudecimiento de la tensión está en la aparición de más activos morosos en el balance de la entidad alicantina. Este afloramiento, que ha situado la tasa de mora en el 8,7%, ha llevado a minusvalorar el peso de los activos de la CAM, con lo que Cajasur aboga ahora por reducir del 40% al 27% su peso en la entidad resultante, denominada Banco Base, según señalan en fuentes conocedoras de la operación. El pacto inicial que dio paso a la fusión recogía una distribución del 40% para ambas, por lo que la CAM se resiste a ceder más poder.

La CAM insiste en su intención de no dar marcha atrás y de respetar lo firmado cuando se acordó la fusión fría de las cuatro entidades, que otorga una representación del 40% para los dos socios mayoritarios de la operación. Solo dejan la puerta abierta a poder encargar un análisis independiente una vez cerrado el proceso de fusión y en función de lo que se derive del informe tomar decisiones. Otras fuentes de la operación, mientras, consideran que el objetivo de esta pugna no es "arrinconar a la caja alicantina" sino "salvar el proceso" y evitar en un momento dado que la CAM "actúe como ancla y pueda hundir a las demás". "El proceso continúa tal y como estaba planificado", ha ratificado esta mañana un portavoz oficial de la CAM. La caja ha convocado el próximo miércoles su asamblea para ratificar definitivamente la fusión.

Sobre la situación financiera de la CAM, desde la entidad alicantina se defiende que está muy saneada y recuerdan que a finales del año pasado realizó una dotación de más de mil millones de euros para posibles pérdidas. Insiste, por tanto, en que está saneada, aunque no capitalizada. Y en este contexto, apuesta por salir a Bolsa.

Y es que la forma de lograr los nuevos requisitos de capitalización que exige el Banco de España también es motivo de enfrentamiento entre la CAM y a Cajastur. La estrategia hay que presentarla ante el supervisor como máximo el próximo lunes. La entidad asturiana se decanta por acudir al fondo de rescate bancario (FROB) para alcanzar el core capital exigido, un camino que disgusta a la caja de Alicante, que prefiere salir a Bolsa. La CAM defiende su buena experiencia como primera caja de ahorros española que colocó cuotas participativas en Bolsa. De hecho, Armando Sala, vicepresidente tercero de la CAM, ha dejado entrever precisamente esta mañana tras un acto en Alicante que las diferencias estriban sobre cómo cumplir el mandato del Banco de España para recapitalizar el SIP, bien acudiendo al FROB o a través de la bolsa. "A nosotros está segunda opción no nos parece mal y de hecho ya la conocemos con las cuotas participativas", ha aseverado.

Mientras, la dirección de la CAM ha emitido esta mañana una circular para los trabajadores en la que transmite "absoluta tranquilidad sobre un proceso que está en vigor, tan solo pendiente de la aprobación por parte de las Asambleas de las cajas de la segregación de activos y pasivos hacia Banco Base". La circular también adjunta y hace referencia a la nota que emitió ayer el Banco de España en la que repasa el proceso de reestructuración de las cajas de ahorros y en el caso del Banco Base explica que la fusión aún no está culminada. El supervisor también menciona la "condición suspensiva" del contrato de integración, lo que defiende la dirección de la caja alicantina refiere a que aún no ha pasado por la asamblea, convocada para el miércoles 30 de marzo.