Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La viceconsejera de Familia acude a un acto de Gómez para rebatirle

Los socialistas critican a Plañiol por corregir al líder del PSM en una visita de precampaña

Tomás Gómez había planeado para esta mañana una visita a un centro ocupacional del distrito de Ciudad Lineal (Madrid). Era un acto de precampaña en el que prometía "universalizar" el servicio de los centros de día, residencias y centros ocupacionales, garantizando plaza para todos. Un acto para convencer a los ciudadanos de que, si el Partido Socialista de Madrid ganase los elecciones, no se darían casos como el cierre del centro ocupacional Magerit o el del Fray Bernardino. Lo que no esperaba el líder del PSM es que al acto se presentase la viceconsejera de Familia y Asuntos Sociales, Regina Plañiol, para rebatir sus declaraciones y los datos que aportaba.

Cuando Gómez criticaba que en la región solo hubiese 13 centros ocupacionales, Plañiol le corregía en el momento: "La realidad es que tenemos 78 centros, incluso uno en Parla que me temo que se ha olvidado". La presencia de la viceconsejera no ha sentado bien entre los socialistas. El equipo de Gómez se ha enfadado. "¡Es increíble!" o "¡Qué cara tienen!", protestaban algunas colaboradoras del candidato a la presidencia de la Comunidad.

Gómez ha recorrido el centro y ha declarado su solidaridad con la reivindicación de los padres del centro Magerit "para que se reabra el centro cuanto antes y vuelvan los chicos a estar en su sitio".

Plañiol se ha defendido diciendo que las instalaciones de la Comunidad de Madrid habían sido capaces de absorber a las 300 personas trasladadas y ha asegurado que contaban con un acuerdo con los sindicatos y con las familias.

Ante el enfado de los socialistas, que han considerado la visita sorpresa de la viceconsejera como una falta de respecto, representantes de Familia y Asuntos Sociales han explicado que "cuando los centros son de titularidad pública tiene que ir algún responsable regional para guiarle". En este caso, solo estaba la directora del centro que "solo es una funcionaria". "Siempre se ha hecho así y nunca se han quejado", han apuntado.