Apple factura en Irlanda el 99% de sus ventas en España

La filial española ingresa solo 14 millones tras generar negocio por 1.400 millones. -Las ventas se disparan un 44% por el iPhone y el iPad. -Las Apple Store se estrenan con pérdidas en España

MIGUEL JIMÉNEZ 16 MAR 2011 - 17:03 CET

Apple, el gigante de la electrónica de consumo, la segunda mayor empresa del mundo por valor en Bolsa, apenas factura ingresos en España. Y eso no es porque el iPhone o el iPad no hayan arrasado en España. La razón es que su principal filial española, Apple Marketing Iberia, no comercializa productos adquiridos, sino que actúa como mera comisionista por las ventas obtenidas para el grupo, que se facturan desde Irlanda, un país con una fiscalidad mucho más ventajosa para las grandes multinacionales. Así, según sus cuentas del ejercicio 2010, recién depositadas en el Registro Mercantil, la filial española tuvo una cifra neta de negocio de 13,9 millones de euros tras generar para el grupo unas ventas de unos 1.400 millones.

La memoria de las cuentas anuales de Apple Marketing Iberia (la antigua Apple Computer España) explica que "la sociedad actúa como soporte de ventas y proveedor de servicios de publicidad, de modo que no comercializa productos adquiridos sino que recibe una comisión del 1% por las ventas obtenidas para el grupo, excluyendo las ventas por internet, a la vez que repercute gastos por los servicios que presta a dicho grupo".

Puesto que la cifra neta de negocios de la filial española fue de 13,945 millones, de ahí se deduce que, sin contar las ventas por internet, Apple generó en España unos ingresos de unos 1.400 millones. Suponiendo que el margen antes de impuestos de sus ventas en España fuera similar a la media del grupo, si Apple facturase desde España tendría un beneficio bruto de cerca de 400 millones de euros y tendría que pagar impuesto de sociedades (al 30%) por un importe superior a los 100 millones de euros. Sin embargo, dado que la filial española solo ingresa legalmente una comisión por el 1% de las ventas, suficiente para cubrir los gastos de su personal en España, al final su beneficio antes de impuestos es de solo 5,8 millones y lo que paga en impuesto sobre sociedades es solo dos millones.

El grueso de sus beneficios, de ese modo, se genera en Irlanda, en la sociedad Apple Sales International, sujeta a un impuesto sobre sociedades del 12,5%. Sin embargo, tampoco está claro que haga frente a esa tributación. Algunas multinacionales estadounidenses, como es el caso de Google, se ingenian mecanismos para transferir desde Irlanda, vía Holanda y Luxemburgo, el grueso de sus beneficios a paraísos fiscales donde quedan en la práctica exentos de tributación o esta se va difiriendo indefinidamente en tanto no se repatríen a EE UU.

En su informe anual de 2010 del grupo, Apple señala que ha sido capaz de rebajar su tasa efectiva de tributación del 32% al 24% gracias sobre todo al aumento de los beneficios en el extranjero que escapan de la tributación en EE UU porque están destinados a ser "indefinidamente reinvertidos fuera de EE UU".

En todo caso, lo que muestran las cuentas de la filial española es que las ventas de Apple en España se dispararon en el ejercicio cerrado el 30 de septiembre de 2010 hasta niveles récord. La cifra de negocios creció un 44% en plena crisis.

"La exitosa incorporación de nuevos productos (como ha sido el iPad en 2010) y la expansión de los canales de distribución de Apple Sales International (especialmente en el área del iPhone), junto con la continua inversión de Apple Marketing Iberia en recursos humanos y en actividades de promoción han minorado los efectos adversos de la contracción del consumo y permiten prever, dentro de la cautela obligada por la situación actual, una continuidad en 2011 de los resultados positivos de las inversiones realizadas en los últimos años", señala el informe de gestión de la filial española.

A la que no les ha ido tan bien es a la otra filial del grupo en España. Apple Retail Spain, la sociedad que gestiona las Apple Store. Dicha firma cerró el ejercicio 2010, el primero en que estuvo realmente operativa, con unas pérdidas de 1,37 millones de euros, tras lograr unas ventas de 5,4 millones. Apple abrió dos grandes tiendas en septiembre en Madrid y Barcelona y prevé la apertura de otras 10 en España. Es normal que haya incurrido en pérdidas al estar en la fase de lanzamiento, en la que aún no ha logrado el punto de equilibrio.

Otras noticias

La tableta iPad de Apple. / AP

IMPRESCINDIBLES

“Una tasa al capital no debe esperar al gobierno mundial”

Xavier Vidal-Folch Barcelona

El economista francés Piketty defiende un gravamen a los grandes patrimonios

Condenados a crecer menos

Amanda Mars Washington

El avance potencial de las economías avanzadas y emergentes se reduce. El FMI pide estímulos fiscales e inversión pública

Rato y Blesa “consintieron y propiciaron” las tarjetas

Reyes Rincón Madrid

El juez aprecia indicios de responsabilidad en los dos expresidentes de Caja Madrid

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana