Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
La reestructuración financiera

El Banco de España exige 15.152 millones de capital a ocho grupos de cajas y cuatro bancos

Bankia y Novacaixagalicia son las entidades que más capital precisan en términos absolutos y en porcentaje

Dos meses después de anunciar la recapitalización financiera, el Banco de España ha corrido hoy el telón sobre una de las mayores incógnitas que lleva acarreado el proceso: la cantidad de dinero que necesitarán los bancos y cajas para alcanzar las nuevas exigencias de capital. En total, no cumplen ninguno de los ocho grupos de cajas que han optado por agruparse en torno al Sistema de Protección Institucional (SIP) y cuatro bancos, dos de ellos extranjeros. Y, entre todos, precisan 15.152 millones de euros, una cifra inferior a la que facilitó el Gobierno, tal y como adelantó el gobernador del organismo, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, y por debajo de los cálculos de dos de las tres agencias de calificación de riesgos y otras entidades multinacionales, lo que a lo mejor despierta las dudas entre los inversores extranjeros.

La cifra se queda muy por debajo de los cálculos de las agencias de medición de riesgos

Por nombres propios, destacan el caso de Bankia, que con 5.775 millones es la entidad que más dinero tendrá que reunir, y Novacaixagalicia, que según el organismo presidido por Fernández Ordóñez debe casi duplicar su nivel actual de capital para cumplir con los nuevos mínimos. En ambos casos, su meta está en alcanzar el 10% de capital básico o core capital -relación entre el capital y los activos de riesgo-, que es el objetivo que el Gobierno ha impuesto para aquellas entidades que o bien no cuentan con inversores particulares o tienen unas necesidades de financiación mayorista superiores al 20%, de ahí que en este grupo vayan a caer la mayor parte de las cajas.

Planes para salir a Bolsa

No obstante, el propio supervisor recuerda los planes de Bankia para sacar todo su negocio financiero a Bolsa, lo que reduciría considerablemente las necesidades de la entidad al imponerle un 8% de capital. En este caso, en lugar de necesitar 5.775 millones solo requeriría 1.795 millones de euros.

Entre los que deben cumplir con el 10%, el Banco de España calcula que hay otros seis grupos de cajas que deben aumentar sus recursos o bien vendiendo participaciones industriales, o acudiendo al mercado o solicitándolo al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que ya ha inyectado 11.600 millones en las cajas desde su puesta en marcha en 2009, la gran mayoría entre las entidades que no llegan a los nuevos mínimos. Eso sí, recurrir al fondo supondrá la entrada del Estado en el capital de los bancos o cajas. Por detrás de la entidad surgida en torno a Caja Madrid y Bancaja y de la integración de cajas gallegas aparece CatalunyaCaixa con 1.718 millones, por encima de los 1.000 millones que había anunciado la entidad, y Banco Base -fruto de la fusión de la CAM con Cajastur, Caja de Extremadura y Caja Cantabria-, que tiene unas necesidades de capital de 1.447 millones.

A continuación, por debajo de los cuatro dígitos, se encuentran Banca Cívica, el grupo creado en torno a la CAN, Caja Canarias y Caja de Burgos y que precisa 847 millones, y Mare Nostrum, que cuenta entre sus integrantes con Caja Murcia o la balear Sa Nostra, con 637 millones. Unnim, la concentración de las antiguas Caixa Sabadell, Terrassa y Manlleu, y Caja España de Inversiones completan la lista con 568 y 463 millones.

Sin embargo, al igual que ocurre con Bankia, algunas de estas entidades podrían ver reducida sus necesidades de financiación ya que han aprobado planes para salir a Bolsa, situación en las que están Mare Nostrum y Banca Cívica, que también ha emitido participaciones preferentes acordes con la nueva terminología que aplica el Banco de España por 200 millones de euros para reforzar su solvencia. Otra fusión que sopesa seguir este camino es CatalunyaCaixa, nacida de la integración de Caixa Catalunya, Caixa Tarragona y Caixa Manresa. En este caso, la patronal CECA ha destacado que solo cuatro cajas necesitarán unos 4.000 millones.

En cuanto a los bancos, hay cuatro que no cumplen con los nuevos requisitos de capital, que son los porcentajes planteados como el nivel idóneo de resistencia para que las entidades puedan hacer frente a un eventual deterioro económico sin poner en riesgo su solvencia. Entre ellos, el que más dinero precisa es Barclays con 552 millones, que según destaca el Banco de España ya ha comunicado que tomará medidas para cumplir con el 8% de capital básico que le exige el supervisor. A continuación aparece Bankinter, que necesita 333 millones pero que ya ha anunciado una ampliación de capital a través de bonos convertibles por 406 millones con vistas a superar no solo el 8%, si no también el escenario más adverso que se prevé en las próximas pruebas de resistencia a la banca europea. Por último, Deutsche Bank debe captar 182 millones y Bankpyme ocho millones de euros.

A partir de ahora, las entidades que deben incrementar su capital disponen de quince días hábiles para presentar al Banco de España su estrategia y el calendario para lograrlo de aquí al 30 de septiembre, cuando entran en vigor las nuevas exigencias aprobadas para "despejar cualquier tipo de incertidumbre y contar con la confianza de los mercados", según añade el supervisor. No obstante, para casos excepcionales y para aquellas cajas que tengan planes de salir a Bolsa podrán aguantar hasta finales de 2011 o el primer trimestre de 2012, respectivamente. Estos requisitos, tal y como explicó el Gobierno en su día, supone adelantar dos años los mínimos incluidos en Basilea III, regulación sobre el sistema internacional que empezarán a entrar en vigor en 2013. En caso de no cumplir, el Gobierno ya ha avanzado que intervendrá a través del FROB, lo que supondrá su nacionalización.