Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
La salida de la crisis

Gómez insiste en la importancia de la moderación salarial

El ministro de Trabajo secunda la defensa de la flexibilidad en la empresa que hizo ayer Elena Salgado

Lo importante ahora es que las empresas tengan flexibilidad para adaptarse a la situación ecónimica. El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, ha insistido en esta idea que ayer manifestaba la ministra de Economía, Elena Salgado, recordando que en España hay un pacto vigente de moderación salarial y existe la posibilidad de aplicar cláusulas de descüelgue de los convenios si la coyuntura de la compañía así lo exige.

En declaraciones a la prensa después de inaugurar el Salón Miempresa dedicado a las pymes y a los emprendedores, Gómez ha dicho que España "necesita" un clima de moderación salarial, y que patronal y sindicatos firmaron un acuerdo a este respecto "como no existe en ningún otro país europeo". Ese pacto establece que el incremento salarial sea de entre el 1% y el 2% en 2011 y de entre el 1,5% y el 2,5% en 2012.

Asimismo se refirió a la posibilidad de "descuelgue salarial" (la no aplicación de lo pactado en los convenios) por parte de las empresas de acuerdo con sus trabajadores para poder adaptarse de forma individual a las condiciones económicas que atraviesan.

De forma que Gómez considera que la senda por la que ahora se transita es la correcta, y secunda lo dicho ayer por Elena Salgado antres de la reunión del Ecofin en Bruselas: el Gobierno está de acuerdo con implantar una plan que mejore la productividad; pero la idea de la canciller alemana, Angela Merkel, de eliminar la correlación entre los salarios y el IPC no tiene porqué compartirse. Tanto Gómez como Salgado ponen el acento en la flexibilidad empresarial para contener los salarios si así lo necesitan.

Un acento que los sindicatos colocan en otro apartado de los convenios colectivos: las cláusulas de revisión para adaptar la evolución de los sueldos a la de la inflación. Es decir, previenen contra la propuesta alemana aduciendo que "supondría un recorte salarial, lo que nos llevaría a un retroceso en la calidad de vida, más desigualdad social y más precariedad laboral", según una nota emitida por UGT.

El sindicato considera que "el verdadero lastre para nuestra competitividad es la escalada de precios, no la evolución de los salarios", y que "para recuperar la actividad económica y el empleo, es urgente desbloquear la negociación colectiva".

Mercancía barata

Gómez también se ha referido al plan de empleo juvenil que pretende fomentar la contratación con jornadas a tiempo parcial eliminando temporalmente las cotizaciones de las empresas. El ministro ha dicho que no se trata de "mercancía barata", como lo expresó ayer el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, sino que se trata de "reducir intensamente" las cotizaciones sociales a las empresas en un momento en que la contratación es difícil.

El responsable de Trabajo ha afirmado que en el primer semestre de 2011 aún no se consolidará el clima de confianza en la recuperación, algo que será "compartido" por todos durante la segunda parte del año. En este sentido, ha subrayado la importancia de "adelantar" la confianza al primer semestre para que la contratación se estabilice "en niveles suficientes" para poder empezar a crear empleo, que "es el objetivo del plan".