Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente del BBVA contempla comprar cajas para ganar cuota de mercado

González acusa a las cajas de romper el mercado con bajos precios.- El beneficio del banco crece un 9,4% en 2010 respecto al año anterior

El presidente del BBVA, Francisco González, ha sido hoy más tajante en sus declaraciones que en ocasiones anteriores y ha dejado clara su estrategia. Quiere aumentar su cuota de mercado un 50%, del 10% actual al 15%, y regresar así a las posiciones que tuvo a principios de los años noventa. Para ello, estudia la compra de cajas, que son el 50% del sistema financiero, así como abrir oficinas. Además, el segundo banquero de España ha acusado a las cajas de ahorros, el 50% del sistema financiero, de ser directamente causantes de romper el mercado con bajos precios, de ser un obstáculo para el desarrollo económico y de originar los problemas que tiene España (y la banca) para financiarse en los mercados.

González ha pedido la "rápida reestructuración de las cajas" para eliminar "la incertidumbre que nos cuesta dinero cada día que pasa y crear un sistema financiero eficiente. Hace falta un sistema sólido y estable. Aquí se ha hecho competencia con márgenes no competitivos, los más pequeños de los países desarrollados. Los malos han contaminado a los buenos y se han pagado precios desorbitados. Hay que estabilizar esto lo más rápido posible", ha advertido.

Preguntado por si creía que los precios de los productos financieros subirían tras la desaparición de entidades, el presidente del BBVA lo ha negado, aunque ha recordado que quienes los han tenido en el pasado (en alusión a las cajas) "han pasado ahora una gran factura a todos por tener que recibir ayudas públicas. "Han hecho un daño enorme al sistema", ha insistido. Respecto al incremento de los costes financieros que pagan las entidades y el Estado cuando piden prestado en los mercados, González lo ha atribuido indirectamente también a las cajas y lo ha cifrado en 1,7 puntos porcentuales: "La prima de riesgo debería ser de 30 puntos básicos y es de 200 puntos".

"Vamos a comprar cosas en España, probablemente", ha aseverado durante la presentación de los resultados anuales del banco. Ante las continuas preguntas sobre el interés de BBVA de comprar cajas de ahorros, González ha matizado que no están "interesados en nada salvo que tenga que estar interesado en algo". Preguntado por la entrada de capital privado en las cajas, el primer ejecutivo del BBVA ha comentado: "¿Inversores extranjeros en las cajas? Por supuesto. La inversión extranjera en España ha creado enorme riqueza. Prefiero que vengan inversores serios que aporten gestión antes que los especuladores, pero a nadie se le puede cerrar el camino", ha afirmado.

González cree que el Gobierno -con el que dejó entrever que se había reunido- va por el buen camino en la reforma de las cajas, pero le ha pedido que sea "más rápido" y que "amplíe los objetivos, para ser más ambicioso". También ha dejado caer un misterioso recado al Ejecutivo para que no se deje "secuestrarse por intereses particulares". Preguntado por las críticas de Rodrigo Rato sobre el desequilibrio que supone que se exija más capital a las cajas sin cotizar, González ha afirmado: "Cada uno habla por sus intereses. A mí me parece bien".

Respecto a la situación macroeconómica, González se ha mostrado más optimista que en ocasiones anteriores. "Por primera vez en tres años veo luz al final del túnel para nuestro país. La economía española ya ha dejado atrás lo peor, pero hay que seguir con reformas amplias sacrificando cada uno lo que le toque" para que España pueda crecer y empezar a crear empleo, lo que en su opinión es el mayor problema. De manera gráfica lo ha resumido así: "Estamos en la buena carretera y el Gobierno se ha movido en la buena dirección, pero hay que ganar velocidad, no tener miedo y tirar para adelante".

En la rueda de prensa, que también se ha aprovechado para presentar la nueva imagen corporativa del grupo, González ha anunciado un beneficio neto de 4.606 millones, un 9,4 % más que el año anterior. Según ha considerado, la mejoría se debió a "la adecuada diversificación geográfica y de negocios. El core capital de la entidad se situó en el 9,6%, frente al 8% que registró un año antes, por la ampliación de capital realizada para comprar una participación en el banco turco Garanti. La tasa de morosidad mejoró hasta el 4,1 %, desde el 4,3% de diciembre de 2009, con una cobertura para insolvencias del 62 %, más elevada que el 57 % de 2009.

El consejero delegado, Ángel Cano explicó que el riesgo contraído con el sector promotor en España ascendía a 16.608 millones de euros a 31 de diciembre de 2010, lo que supone el 8% del crédito a la clientela en España, de los que 3.543 millones eran dudosos, lo que supone un ratio de morosidad del 21,3%. De esta cifra, el 32% se encontraba al corriente de pago (dudosos subjetivos), mientras que los colaterales de esta cartera dudosa con tasación actualizada sumaban 4.662 millones.