Selecciona Edición
Iniciar sesión

El banco más grande de China abre su oficina en Madrid

El ICBC se estrena con una cuenta corriente con un 0,15% de interés y acuerdos con empresas españolas

Ni hao (hola, en chino) son las palabras que más se escuchan en la primera sucursal que abre en España el Industrial and Comercial Bank of China (ICBC). Y es que, al menos en el primer día de funcionamiento del banco más grande del mundo en Madrid, la mayoría de los clientes son chinos.

"Queremos ser amigos de los españoles, no venimos a hacer competencia a los bancos de España. Venimos a cooperar y a conocer el mercado", dice un directivo de la sucursal con su característico acento mandarín. "Hombre, al final siempre hay competencia", matiza, pero explica que ya tienen proyectos de cooperación con varias entidades españolas.

La oficina, de 1.100 metros cuadrados y vestida con muebles de riguroso blanco, está situada en el edificio del Paseo de Recoletos número 3. La entidad es la más grande del mundo por capitalización bursátil.

"Los comerciantes chinos están muy contentos con nuestra llegada. Somos una comunidad muy unida"

¿Qué tipo de clientela tendrá el ICBC? El directivo espera que sean chinos y también españoles, aunque en el día de la inauguración no paran de entran los primeros, y muy pocos de los segundos.

La entidad asiática ya había hecho una labor previa de contactos con particulares y empresas chinas afincadas en España. "Muchos de los contratos ya estaban prácticamente hechos, solo tenían que venir a firmar", explica Jing Wan, una de los 16 chinos que trabajan en la oficina. Ella ya tenía experiencia en otro banco de España y lleva en el país desde 2004. Pero 12 de ellos vienen de China y solo pueden comunicarse en mandarín o en inglés. Para completar la plantilla, dos españoles.

Wang dice que en su primer día han abierto 20 cuentas corrientes, todas a chinos, pero también les han visitado empresas de España. "Además han venido algunos particulares españoles, como un jubilado que preguntaba por los tipos de los depósitos. Pero todavía no ofrecemos esos productos, lo haremos cuando tengamos más conocimientos del mercado local. Eso sí, ofrecemos un 0,15% de rendimiento por la cuenta corriente".

Uno de los trabajadores españoles explica que el negocio de la banca mayorista se orientará a compañías tanto chinas como españolas, pero que en la minorista de momento se esperan fundamentalmente chinos. "Les da confianza poder dirigirse a personas que comparten su cultura y su idioma". Wang lo corrobora: "Los comerciantes chinos están muy contentos con nuestra llegada. Somos una comunidad muy unida, y por eso también funciona bien el boca a boca: cuando uno se entera vienen más".

Dentro de su jornada de estreno, el banco ha organizado una gala en el Círculo de Bellas Artes de Madrid que contará, entre otros, con la presencia del Ministro de Industria, Miguel Sebastián. En el acto, el presidente y director ejecutivo del ICBC, Jianqing Jiang, explicará el plan de desarrollo de la entidad en el mercado español. Antes, tiene previsto reunirse con la vicepresidenta económica, Elena Salgado.

Mientras, el primer contacto con el terreno ya se ha tomado en la sucursal. Un espacio muy luminoso, con grandes ventanales al exterior y abundantes macetas y ramos de flores, indica que no pertenece al típico banco europeo o americano. Los carteles del escaparate confirman que se trata del gigante asiático, que aterriza; todas las palabras están en chino, a excepción de un eslogan en español, para que todos lo entiendan, que reza así: La fuerza que estimula el mundo.