Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Apple amortigua con buenos resultados los efectos de la baja médica de Jobs

La compañía dobla el beneficio en los últimos tres meses y cae solo un 2,24% en Wall Street tras un recorte inicial del 6,5%

Apple espantó con cifras los miedos sobre el estado de salud de Steve Jobs, de nuevo de baja médica. El gigante de Cupertino cerró el primer trimestre del ejercicio 2011 -iniciado en octubre de 2010- con un beneficio neto de 6.000 millones de dólares, casi el doble que hace un año, tras facturar 26.740 millones gracias a las ventas del iPhone, de su nueva tableta iPad y los ordenadores Mac.

La incertidumbre sobre la gravedad de la enfermedad de Jobs, superviviente de cáncer, provocó en un primer momento una caída de hasta el 6,5% en los títulos de Apple, llevándose por delante 20.000 millones de capitalización bursátil. Desplome que se moderó y quedó en un modesto 2,24% al cierre de Wall Street, gracias a los sólidos resultados que se esperaban.

Analista tras analista, como los de Morgan Stanley y UBS, aconsejan no vender los títulos de Apple, porque creen que el hecho de que Tim Cook esté al frente "da certidumbre" y continuidad a la obra de Steve Jobs. Y se fijan también en el éxito de sus artilugios, que como el iPhone y el iPad que están marcando un estándar en los nuevos productos de electrónica de consumo.

En concreto, el gigante de Cupertino vendió en el trimestre 16,2 millones de unidades del teléfono interactivo y 7,3 millones del iPad. Eso le llevó a facturar un 71% más que en el mismo trimestre de 2009. Pero lo que preocupa a los accionistas es que no se dé ninguna indicación del eventual retorno del consejero delegado al trabajo diario mientras crece la competencia con Google.

En la conferencia posterior con analistas, Cook reiteró que Apple está viviendo su mejor momento, en un intento por calmar la ansiedad de los inversores sobre un eventual futuro sin Jobs. "Contamos con una línea de productos increíble y equipo con un talento sin paralelo", dijo, por eso se mostró confiado en el rendimiento de la compañía tras 19 trimestres de crecimiento continuado.

"Hay oportunidades enormes", remachó, poniendo como ejemplo el potencial del iPad. En este punto negó que la tableta esté comiendo ventas a los portátiles Mac, algo que cree sufren más otros fabricantes. "No le dedicamos un minuto. Si eso es canibalismo, sabe muy bien", añadió. Cada unidad, explicó, se dedica hacer el mejor producto y hay un intercambio de ideas para los distintos dispositivos.

Por otro lado, también presentó resultado IBM. El antiguo enemigo de Apple se anotó un beneficio de 14.800 millones de dólares en 2010, lo que representa un incremento del 10% comparado con lo que ganó el ejercicio precedente. El Gigante Azul ingresó 99.900 millones en el año, de los que 29.000 millones corresponden al cuatro trimestre.