Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ana Patricia Botín deja Banesto para dirigir la división británica del Santander

La ejecutiva española sustituirá en el cargo a Antonio Horta-Osório, que deja el grupo para irse al Lloyds.- Antonio Basagoiti se pone al frente del banco español

Ana Patricia Botín, hasta ahora presidenta de Banesto, dejará el banco español para dirigir la división británica del Santander, según han informado en fuentes financieras. El movimiento de la ejecutiva responde al paso del actual consejero delegado de la filial, Antonio Horta-Osório, al Lloyds, donde será primer ejecutivo. Horta-Osório ha llegado a ese puesto con el visto bueno del Gobierno británico, que posee el 40% de la entidad después de que tuviera que recurrir al capital público para salvarse de la quiebra en la crisis financiera. Antonio Basagoiti García-Tuñón, consejero del Santander y miembro de la comisión ejecutiva, será el próximo presidente no ejecutivo de Banesto.

La división británica es, por detrás de Brasil, el segundo mercado para el banco. Las islas aportan el 18% del beneficio, frente al 25% del país sudamericano o el 17% que representa su negocio en España. Con este cambio, Ana Patricia Botín da un salto cualitativo en su carrera interna dentro de la entidad, ya que pasa a dirigir una de las unidades con más proyección del grupo. Santander UK gana 2,3 veces lo que Banesto.

La hija mayor de Emilio Botín, conocedora del mundo financiero anglosajón, podrá aplicar en el Reino Unido la experiencia en banca minorista que ha acumulado dirigiendo Banesto durante los últimos años. El Santander UK es, además, el segundo granero de depósitos para el grupo, ya que reúne el 31% del total del pasivo frente al 32% que representaba España a diciembre de 2009. Parte de sus funciones en Banesto serán asumidas por Antonio Basagoiti, padre del político del PP vasco, ex presidente de Unión Fenosa y director general del BCH, además de hijo y nietos de banqueros. Junto a Basagoiti, que mantendrá sus cargos actuales en el Santander, el actual consejero delegado de Banesto, José García Cantera, pasará a ser el primer ejecutivo del banco.

En la unidad británica del Santander siempre ha habido ejecutivos españoles de gran proyección. Francisco Gómez Roldán se trasladó a Londres cuando era el número tres del grupo. Tras su fallecimiento en 2006, le sustituyó Antonio Horta-Osório, que estaba llamado a ser uno de los pilares del banco en el futuro. Por eso, su marcha es una gran pérdida para la entidad presidida por Emilio Botín. En medios financieros se valora que la oferta que ha recibido Horta-Osório es casi irrenunciable, ya que Lloyds es el resultado de la fusión de cuatro entidades (Lloyd's, Bank of Scotland, TSB y Hallifax) y está considerado como uno de los grandes grupos mundiales, aunque ahora atraviese momentos muy delicados.

El futuro consejero delegado del Lloyds sustituirá en el cargo a Eric Daniels a partir de marzo de 2011, aunque se incorporará al banco británico el 10 de enero. Según ha destacado el banco británico, Horta-Osório ha liderado la expansión de la entidad española en el mercado británico el mercado británico mediante "un fuerte crecimiento orgánico y la integración de las actividades de Abbey, Alliance & Leicester y el negocio de ahorro de Bradford & Bingley".

La segunda mujer más influyente en las finanzas europeas

Ana Patricia Botín, santanderina de 50 años, domina cinco idiomas, estudió en la Universidad de Bryn Mawn (Estados Unidos) y se graduó en Economía en la Universidad de Harvard. En 1981 empezó a trabajar en el sector y, tras trasladarse a Nueva York, en 1988 se incorporó al Santander como directora de mercados de capital. Un año después ya era miembro de la Comisión Ejecutiva del grupo, su máximo órgano de decisión.

Dentro de su carrera en el Santander destaca el paso por la dirección general del Banco Santander de Negocios (BSN) y la participación de la ejecutiva en el desarrollo del grupo en Latinoamérica hasta que, en 1997, asumió la presidencia del recién adquirido Banco Río de Argentina. Con la fusión del Santander y el Central Hispano, Ana Patricia Botín, casada y con tres hijos, pasó a ser consejera del BSCH e ingresó en el Comité Ejecutivo y el Comité de Dirección de la entidad. Después, a principios de 1999, dimitió de todos los cargos ejecutivos que tenía en el Santander con la excepción de su asiento en el Consejo de Administración.

En 2002 llegó al cargo de presidenta de Banesto tras una redistribución de funciones realizada por su padre tras la renuncia del vicepresidente segundo y consejero delegado del BSCH, Angel Corcóstegui.

Entre sus logros al frente de Banesto está la entrada por primera vez de la entidad en el selectivo Ibex 35 en enero de 2004, el mismo año en el que el periódico Financial Times la consideró como la segunda mujer más influyente de Europa y la revista Fortune hablaba de ella como la sexta mujer de negocios más poderosa fuera de EE UU.

Más información