Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Las cuentas del Estado para 2011

El Gobierno sube los impuestos a los que más ganan cuatro años después de bajarlos

El Ejecutivo aprueba los Presupuestos para 2011 con una subida de las pensiones mínimas del 1% y cambios fiscales sobre las SICAV.- La ampliación del permiso de paternidad se cae pese a estar aprobada

El Gobierno ha incluido en los Presupuestos para el próximo año que hoy ha aprobado el Consejo de Ministros dos nuevos tramos del IRPF para las rentas más altas. Según ha informado la vicepresidenta económica, Elena Salgado, quienes ganen más de 120.000 euros al año tributarán al 44%, mientras los que rebasen los 175.000 euros, lo harán al 45%. En total, las líneas generales del proyecto presentadas apuntan a un descenso del gasto del 7,9% frente a lo previsto para 2010 con 122.022 millones de euros.

Por el lado de los ingresos, "la reactivación económica y el efecto positivo sobre la recaudación" de las medidas adoptadas en los Presupuestos de 2010 -como el fin de la deducción de los 400 euros o la subida del IVA que entró en vigor en julio- seguirán recuperándose el próximo año, afirma el Ejecutivo. Por este motivo, calculan que la recaudación aumentará un 4,5% en 2011 con respecto a este año. En cualquier caso, los 106.020 millones de euros de ingresos previstos seguirán siendo inferiores a los gastos, de ahí que el Gobierno proyecte un déficit del 6% al cierre de 2011.

Economía calcula que con las modificaciones fiscales y el fin de la deducción por vivienda ingresará 500 millones más

La vicepresidenta económica ha recordado que las cuentas aprobadas hoy son las más austeras de los últimos años. La necesidad de reducir el déficit -que por cierto cerró 2009 no tan mal como se pensaba, según el último dato revisado publicado hoy- hasta el 3% en 2013 y la presión de los mercados obliga a ajustar los gastos sin renunciar, según Salgado, a mantener las prestaciones por desempleo o dependencia. Sin embargo, hay una ayuda social que se cae de los Presupuestos para 2011, pese a que ya está aprobada: la ampliación a un mes del permiso de paternidad desde las dos semanas actuales. Gracias a este recorte, el Estado se ahorrará 200 millones, la misma cantidad que espera recaudar con el nuevo impuesto.

Cambios para las SICAV

El aumento del IRPF afectará a unos 100.000 contribuyentes y permitirá recaudar al Estado como mínimo entre 170 y 200 millones más, según los cálculos que maneja el Ministerio de Economía. No obstante, la subida del impuesto sobre las rentas del trabajo para los más ricos, una decisión del presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, para contrarrestar las críticas contra el mayor recorte del gasto social de la democracia aprobado por su Ejecutivo, no es el único cambio fiscal introducido en el anteproyecto.

La subida entrará en vigor cuatro años después de la puesta en marcha de la rebaja fiscal del primer Gobierno de Rodríguez Zapatero: el tipo máximo se redujo en 2007 del 45% al 43% a partir de 52.360 euros anuales (antes el umbral estaba en 46.818 euros) y el mínimo pasó al 24% (antes, el 15%), pero se introdujo un primer tramo a tipo cero que engloba lo que hasta entonces se conocía como mínimo personal y familiar. La rebaja se aplicó con las arcas públicas boyantes.

El texto también cambia la fiscalidad de las retribuciones plurianuales como las indemnizaciones por despido o los bonus y endurece levemente la tributación a la que están sometidas las sociedades de inversión colectiva (SICAV). El obejtivo de esta medida es evitar la argucia que permite a las grandes fortunas sacar su dinero casi sin pagar impuestos. Por el lado contrario, flexibiliza las condiciones para que las pequeñas empresas se puedan aplicar los beneficios previstos para ellas en el Impuesto de Sociedades. Aunque estas decisiones "no tendrán una influencia significativa en la previsión de ingresos, contribuirán a una mejor distribución de las cargas tributarias y al cambio de modelo económico", sostiene Economía.

En cuanto a la recaudación, si a todos estos cambios se le suma la ya anunciada supresión de la deducción por vivienda a quienes ganen más de 24.170 euros al año y otras modificaciones menores para equiparar el tratamiento fiscal entre la compra y el alquiler, Hacienda ingresará unos 500 millones de euros más.

Suben las pensiones mínimas

Sobre el gasto, las cuentas del Estado para 2010 incluyen una subida del 1% de las pensiones mínimas y no contributivas, que son las que cobran 3,2 millones de personas, según ha confirmado la vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega. Frente a esta revalorización, la mayoría de las pensiones se congelarán el próximo ejercicio, tal y como aprobó el Gobierno dentro del plan de austeridad para reducir el déficit. No obstante, el Gobierno ha aclarado que todos los pensionistas sin excepción cobrarán el próximo enero la eventual desviación del IPC de 2010 si los precios suben a lo largo del año más de un 1%, que es el porcentaje en el que subieron las pensiones a principios del presente ejercicio, para no perder poder adquisitivo. En enero de 2012, sin embargo, solo las mínimas y no contributivas recibirán esta paga extra.

Gracias a las medidas de ajuste aprobadas a lo largo de los últimos meses como la rebaja de los sueldos de los funcionarios, recorte que se consolida para todo 2011, los gastos de funcionamiento del Estado se reducen un 6,7% excluidos los gastos para procesos electorales. Los ministerios, ha confirmado Salgado, dispondrán también de menos dinero para sus actuaciones. En concreto un 16% menos, lo que equivale volver a los niveles de 2006. Pese a ello, Fernández de la Vega ha enfatizado que estos presupuestos son los "de la recuperación, de la estabilidad y la confianza". También ha defendido que son unas cuentas "austeras y rigurosas".