Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de Ryanair propone prescindir de los copilotos

O'Leary argumenta que son innecesarios en vuelos cortos y que permitiría ahorrar "una fortuna"

El presidente de Ryanair, Michael O'Leary, ha vuelto a tocar la trompeta. No la que suena cuando sus aviones llegan puntuales a destino, sino la de las ocurrencias para ahorrar dinero. El controvertido ejecutivo, que suma a sus muchas extravagancias el logro de haber convertido a la compañía irlandesa en la más pujante del sector y el líder europeo por resultados, ha propuesto a las autoridades aéreas que estudien la posibilidad de retirar a los copilotos de los aviones ya que han pasado a ser "innecesarios".

Si antes optó por cobrar a la hora de elegir asiento, creó un cargo extra a los obesos y obligó a pagar para ir al baño antes de revolucionar al sector con su idea de hacer viajar a los pasajeros de pie para ahorrar costes, ahora O'Leary ha puesto el punto de mira en los copilotos. En unas declaraciones al Financial Times, el directivo defiende que la figura del copiloto ha dejado de tener sentido en la aviación moderna, donde "los ordenadores realizan la mayor parte del trabajo", asegura.

En su opinión, los trenes circulan con un único conductor aunque ello pueda ocasionar un accidente si al maquinista le da un ataque al corazón. Sin embargo, "en 25 años en los que hemos realizado 10 millones de vuelos solo se ha dado un caso en el que un piloto sufriera un ataque al corazón y llegó a aterrizar el avión", argumenta O'Leary, que recuerda que prescindir de los copilotos permitiría ahorrar "una fortuna".

Para echar más leña al fuego, el dueño de Ryanair considera que los asistentes de vuelo están capacitados para sustituirlos, ya que actualmente el trabajo de los copilotos se limita a "evitar que su colega no se quede dormido sobre uno de los paneles de control" del aparato. No obstante, admite que sí son necesarios en los vuelos de largo recorrido, un mercado en el que la aerolínea irlandesa no está presente.

Ryanair, condenada a pagar 40.000 euros a Atrápalo

El Tribunal mercantil número 4 de Barcelona ha condenado a Ryanair a pagar a Atrápalo una indemnización de 40.000 euros por daños morales, según se extrae de la sentencia a la que ha tenido acceso Europa Press.

El tribunal ha considerado que la aerolínea irlandesa incurrió en actos de competencia desleal en 2008 cuando amenazó con cancelar los billetes de los pasajeros que los hubieran adquirido por mediación de la agencia de viajes on line.

La sentencia también condena el trato denigrante que ha dado Ryanair a agencias de viajes por Internet como Atrápalo cuando las ha acusado de "cobrar tasas ocultas", "robar a los consumidores" y de ser "unos bastardos que dañan a los clientes". No obstante, el juzgado mercantil ha considerado pertinente que Ryanair informe de los costes de gestión que "legítimamente" cobran las agencias a sus clientes porque "esta actividad no cuenta con el consentimiento de la aerolínea e interfiere directamente en su estrategia de mercado".

Más información