Selecciona Edición
Iniciar sesión

Montoro insta a erradicar las huelgas generales tras el 29 de septiembre

El portavoz del PP critica que es una reacción "decimonónica" y las califica de "ruina"

El coordinador de Economía y Empleo, Cristóbal Montoro, considera que las huelgas generales "no tienen sentido" y son "decimonónicas", por lo que se ha mostrado a favor de "erradicarlas" un vez que se celebre la convocatoria del próximo 29 de septiembre. "A ver si enterramos las huelgas generales de una vez en España si la convocatoria de septiembre fracasa", ha sugerido Montoro para después advertir de la "ruina" que supone paralizar la actividad económica de un país durante un día.

"Las huelgas generales son muy vistosas, pero son una ruina para el país", ha subrayado antes de reprochar a los sindicatos que llamen a la movilización sin vincularla a un cambio de Gobierno, en alusión a UGT, más cercano al PSOE. "Si lo que quieren decir los sindicatos es que no les gusta este Gobierno, pues que lo digan así, pero que no paren un país", ha añadido.

En su opinión, la respuesta sindical a la reforma laboral es una decisión "completamente desproporcionada", y ha criticado a las centrales por tratar de modificar las leyes que salen del Parlamento, como el plan de ajuste fiscal para los dos próximos años o la reforma laboral, ahora en trámite en el Senado. "A mi tampoco me gusta la reforma laboral, tampoco el IRPF, pero no es excusa y se tienen que cumplir", ha señalado al tiempo que ha apostado por manifestaciones y concentraciones para protestar contra determinadas leyes. "No logro entender lo que quieren (los sindicatos) con esta convocatoria (huelga general del 29 de septiembre)", ha reconocido.

No es la primera vez que se cuestiona la huelga general, después de que el presidente de la Comisión de Economía de la CEOE, José Luis Feito, dijera que decantarse por esta opción es "absurdo" y al compararla con una reacción "infantil e inmadura" por el fracaso del diálogo social. El secretario general de UGT, Cándido Méndez, no tardó en responder a estas acusaciones y tildar de "sicario" al miembro de la patronal.