Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caen los beneficios de Bankinter

El consejero delegado, Jaime Echegoyen, ha insistido en la idea de que a pesar de "un estrés infinito la entidad seguiría viva"

Bankinter ha presentado los resultados del primer semestre del año en un ambiente de espera. El beneficio neto obtenido durante este periodo es de 105 millones de euros, un 24,13% menos que durante la primera parte de 2009. El consejero delegado de la entidad, Jaime Echegoyen, ha achacado este descenso al hundimiento de los márgenes por el traslado de las bajadas de tipos a las hipotecas (el denominado repricing hipotecario) que suponen un 59% del total de su inversión. En este sentido, ha afirmado que "2009 fue un año extraordinarimente bueno para los tipos, que no se dará más. Sería más lógico fijarse en los niveles de 2008".

A escasas 36 horas de que el Banco de España publique las pruebas de resistencia realizadas al sector financiero, Echegoyen ha insistido sobremanera en transmitir la idea de entidad fuerte y solvente. "Con los número estresados al infinito, Bankinter seguiría vivo" ha declarado tras cuantificar en más de 3.000 millones el margen de solvencia de la compañía que dirige. Un montante en el que ha incluido 1.100 millones imputables a plusvalías no realizadas, como su red comercial o empresas cercanas. Ante la pregunta de si estudiaban desprenderse de su reciente adquisición, la compañía Línea Directa, la respuesta ha sido contradictoria: "No tenemos interés ni ganas de venderla, pero sabemos que tiene un valor...". A continuación, ha declarado que no dejan de recibir ofertas para vender la aseguradora, pero "tenemos excedente de capital y no prevemos que se vayan a afrontar pérdidas inesperadas" ha zanjado.

En su continuo intento de generar confinaza y despejar cualquier duda sobre la situación de Bankinter, Echegoyen ha recordado que mantienen un "adecuado" nivel de solvencia, "coherente con su perfil de riesgo". Un riesgo, según el, mucho menor que la media y que les sitúa en unos niveles de morosidad (2,69%) muy por debajo de los del sector (5,5%) pero siete décimas por encima que hace un año, y que previsiblemente "aumentará después del verano" en todas las entidades. Esto les sitúa en una cobertura del riesgo del 74% frente al 54% medio que hay en el sector financiero. Adicionalmente, el consejero delegado ha destacado que "siguen reforzando las provisiones", con un aumento de 87 millones de las específicas y el mantenimiento de 327,7 millones degenéricas, todas ellas destinadas al deterioro de activos que no se han especificado.

En el informe presentado a la prensa también se ha destacado el aumento de los créditos, que crece un 5,14% hasta 41.732 millones, "esto refleja el buen ritmo de nuestra actividad prestataria a clientes particulares y empresas" ha afirmado el bancario. A pesar de ello, tras ser preguntado sobre la posibilidad de una reactivación del crédito, ha reconocido que "todavía se está lejos" de la misma.

El mercado ha recibido positivamente estos resultados. A media mañana (15.13), las acciones de Bankinter subían un 1,31% hasta 5,55 euros en una jornada de gran volatilidad.