Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Merkel: "España sabe que puede activar la ayuda si la necesita"

La canciller alemana comenta el rumor de un posible rescate español que hoy ha vuelto a publicarse en la prensa.- El Gobierno reconoce que el objetivo de déficit para 2011 es "tremendamente difícil"

La canciller de Alemania, Anglea Merkel, ha tachado de "rumores y especulaciones" a las recurrentes informaciones sobre un próximo recurso de España al fondo de rescate del Euro. Como respuesta a la primera pregunta de la rueda de prensa que ha ofrecido en Berlín junto al Presidente francés Nicolas Sarkozy, Merkel ha recordado que "en lo tocante a España, lo importante es que hay un fondo de rescate para toda la Zona Euro". La canciller dijo estar "en contra que se lancen profecías que pueden provocar los mismos problemas que predicen". El "mensaje a los mercados" es que "España, como cualquier otro país, puede acudir al fondo de rescate si fuera necesario".

Por otro lado, Merkel y Sarkozy pedirán en la próxima cumbre del G20 que se introduzca una tasa internacional a las transacciones financieras. Los mandatarios abogarán, además, por imponer una tasa a los bancos para evitar "que el contribuyente pague los posibles rescates bancarios del futuro". Defendieron una "regulación más estricta" de los mercados financieros. Merkel calificó de "insuficientes" los acuerdos alcanzados hasta ahora.

"Ojalá con las cosas que estamos haciendo siga siendo así, innecesaria", ha afirmado Ocaña

Ambos mandatarios han tratado de ofrecer una imagen cordial tras las recientes desavenencias en eje franco-alemán. Sarkozy, que ha empezado felicitando a Merkel por el éxito de la selección de Alemania, se ha acercado a la posición alemana respecto al futuro Gobierno económico europeo. En contra de lo propuesto hasta ahora por Francia, este incluirá a los 27 países de la Unión Europea. La nueva posición común, afín a lo defendido por Merkel, es contraria a la creación de nuevas instituciones. Sólo "en caso de necesidad" se convocarán reuniones de los 16 países del euro, sin la nueva Secretaría permanente que pedía Francia. Además, se han puesto de acuerdo en pedir sanciones más duras contra los que vulneren los criterios de Estabilidad. Propondrán la "retirada temporal" del voto para los infractores pertinaces.

Presión sobre la deuda española

El tamaño de la economía española, que representa un 12% del Producto Interior Bruto de la UE, y la exposición de los bancos europeos en el país, donde se juegan más de 600.000 millones de euros, la convierte en el foco de las preocupaciones de Merkel. Ante este panorama, las noticias que llegan desde Alemania, donde el periódico Frankfurter Allgemeine Zeitung ha vuelto a la carga con la hipótesis de que Bruselas está preparando un plan de rescate para España, y la afirmación del secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, de que el objetivo de déficit para 2011 del 6% es "tremendamente ambicioso" han vuelto a reavivar la presión sobre la deuda española en los mercados secundarios.

El alivio de los bonos de España registrado a final de la semana pasada ha durado poco. Apenas un día ha estado la prima de riesgo, que se establece a partir del diferencial entre los bonos españoles a 10 años y los alemanes, de referencia por su estabilidad, por debajo de los 200 puntos básicos. Hoy ha llegado a 204,8 puntos básicos, aún lejos del máximo de 216 del pasado mes. Pese a que tanto Bruselas, que ha acusado a Alemania de estar detrás de esta especulación "retorcida", como el Gobierno español y el propio Ejecutivo alemán han negado la noticia de que España ha solicitado activar el fondo de ayuda, los mercados han seguido apretando. También ha condicionado el ánimo de los inversores, es decir, sus dudas, una frase que Ocaña ha dejado hoy al ser preguntado sobre este asunto: "Ojalá que con las cosas que estamos haciendo siga siendo así, innecesario y mentira".

Ante el recrudecimiento de las incertidumbres, los inversores, cuya aversión al riesgo se ha disparado ante el desbordamiento de la crisis fiscal del euro, han optado por dejar de lado los títulos de España. Por este descenso de la demanda, la rentabilidad que se pide a los títulos españoles han registrado un fuerte incremento superior al del resto de países estigmatizados por la crisis -Grecia, Portugal y, en menor medida, Italia- de 22 puntos básicos hasta el 4,674%, su mayor nivel desde octubre de 2008. Y podría haber sido peor, ya que el avance en 8 puntos básicos de los tipos que le exigen a Alemania por su deuda que vence en 2020 hasta el 2,63% ha amortiguado la subida del diferencial entre ambos.

Dificultades de financiación para las entidades y empresas

El avance de la prima encarece las condiciones de España para acudir al mercado en busca de financiación y, por extensión, a la de sus entidades y empresas, tal y como ha reconocido hoy el presidente del BBVA, Francisco González.

"No hay ningún plan para dar asistencia financiera a ningún país miembro", ha vuelto a reiterar hoy el portavoz comunitario, Amadeu Altafaj antes de asegurar que "parece que hay gente que no comprende esto, y en particular en un Estado miembro, en Alemania". "No hay plan ni hay petición. Es pura especulación", ha añadido. "No sé de donde vienen las historias, parecen venir siempre del mismo país, desde el pasado viernes. Es extraño", ha resaltado. "No hay gestión ni contacto y ojalá que con las cosas que estamos haciendo siga siendo así, innecesaria", ha añadido desde el Gobierno español Carlos Ocaña, según informa Íñigo de Barrón desde Santander, donde el secretario ha intervenido en un curso de la Universidad Menéndez Pelayo.

En el ministerio de Hacienda alemán aseguran que estas informaciones no vienen de allí. Fuentes ministeriales afirman que esas no eran sus informaciones: "Normalmente estas cosas no se dicen así como así". Aunque en el Ministerio no pueden descartar al cien por cien que alguien dijera algo en ese sentido, aseguran que en tal caso, no ven ninguna razón para ese tipo de declaraciones y, por tanto, se desconoce de dónde pueden provenir. Por la mañana, el portavoz del Gobierno Christoph Steegmans también negó que estuvieran planteándose pasos.

Al igual que el FT Deutschland, el Frankfurter Allgemeine Zeitung (FAZ) afirma que se hace eco de una información que circula en el ambiente financiero de Berlín, aunque sin citar fuentes concretas. Además, también alude a la situación del sistema bancario español, donde asegura que la confianza ha caído "drásticamente" y que el mercado interbancario "se tambalea cada día más". En este punto, Francisco González ha reconocido en el mismo escenario que Ocaña que "los mercados financieros han retirado su confianza en nuestro país" y que "para la mayoría de empresas y entidades españoles, los mercados internacionales de capitales están cerrados".

Sin citar fuentes, el FAZ que otros estados miembros de la zona euro consideran que las medidas de ajuste previstas en los planes de austeridad del Gobierno son "inadecuadas". Además, recuerda que una crisis de deuda en España sería más difícil de afrontar por parte de la UE, ya que mientras que Grecia supone sólo el 2,5% PIB, España representa casi el 12%.

Sobre el reiterado rechazo de las autoridades, el rotativo alemán, que añade que tanto el presidente del Ejecutivo comunitario, José Manuel Durão Barroso, como el líder del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, están al tanto del asunto, recuerda que el Ejecutivo griego negó primero por activa y por pasiva que había solicitado el rescate y luego acabó cediendo.