Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los camioneros de Spain-Tir protestan en la Zona Franca tras la ruptura de las negociaciones del convenio

Los trabajadores aseguran que la empresa es "abusiva". -Mañana los huelguistas pretenden marchar con sus camiones por Barcelona

Los camioneros de la empresa logística Spain-Tir han iniciado una protesta para quejarse por las condiciones de trabajo, que ellos definen como "abusivas". Los huelguistas pasarán esta noche delante de las oficinas de la empresa en la Zona Franca de Barcelona. Al principio de la tarde los parados ya empezaban a encender hogueras para combatir el frío. Para mañana, los camioneros tienen previsto efectuar una marcha con una cincuentena de camiones a través del centro para que sus quejas se hagan oír. La manifestación aún no ha sido aprobada por la Dirección General de Policía.

El paro se ha fraguado después de que Spain-Tir cesara ayer unas conversaciones que, según los trabajadores, iban por buen camino. "La empresa rompió de manera unilateral las negociaciones" aseguró Manuel Lora, camionero con 7 años de antigüedad en la empresa.

Los 50 trabajadores que se han sumado al paro son autónomos dependientes (Trade), lo que significa que al menos el 75% de sus ingresos dependen directamente de su actividad en Spain-Tir. El convenio que la empresa se niega a negociar fue autorizado en 2007 por la nueva legislación referente a este colectivo de trabajadores. Mientras este convenio no se concrete, la indefensión a la que están sometidos los camioneros provoca condiciones de trabajo "abusivas y despóticas", según afirman.

"Estamos trabajando con tarifas del año 95" afirma Francisco López. "Además -continúa Lora- la empresa nos obliga, bajo amenaza de despido, a efectuar trabajos que sobrepasan nuestro empleo de transportistas". "Aparte de transportar la mercancía Spain-Tir nos obliga a cargarla a través del almacén, a etiquetar los paquetes e incluso a veces a barrer los depósitos" denuncia el transportista, "y eso, claro, es lo que se ahorra la empresa en mano de obra".

Pero, según los camioneros, la empresa no solo ahorra en este aspecto. "El año pasado, Spain-Tir nos bajó el sueldo a los camioneros un 13%" cuenta uno de los huelguistas "y ese mismo mes los sueldos de los oficinistas aumentaron en un 2%". "Nosotros dependemos de esta empresa, pero ella nos hace pagar todo el mantenimiento de los camiones. ¡Incluso nos hace pagar la pintura con la que pintamos el logo de la Spain-Tir en el camión!". "Y no solo eso" insisten, "si tienes un accidente realizando alguna de las tareas externas, la empresa no solo no te cubre, sino que amenaza con el despido si te atreves a denunciar".

Los trabajadores afirman que lo que quieren es un convenio que les asegure un horario de trabajo, unas indemnizaciones en caso de despido... "Hasta ahora la empresa propone contratos de entre 6 meses y un año en los que no hay indemnización porque no se tiene en cuenta la antigüedad del trabajador". "La mayoría de los que están aquí llevan entre 10 y 25 años trabajando para esta empresa" ha recalcado el Presidente de la Asociación Nacional de Transportistas Manuel Segura.

Desde que la huelga empezó, las oficinas de Spain-Tir han sido custodiadas por dos furgonetas de los Mossos d'Esquadra. Los huelguistas afirmaron que la que la policía autonómica ha sido requerida por Spain-Tir por haberse dado amenazas de los transportistas a la empresa. Los camioneros aseguraron que esta acusación es "completamente falsa". Un responsable de los Mossos aseguró que "no ha habido ningún problema con las protestas". A su vez, la empresa también ha contratado un servicio de seguridad privada desde que se rompieron las negociaciones. Los vigilantes han afirmado que los parados "están muy tranquilos" y que "no son violentos, ni mucho menos". Spain-Tir no pudo ser contactada para consultar su versión del rompimiento de las negociaciones.