Reportaje:

El día que la burbuja 'puntocom' pinchó

Hoy se cumplen diez años de la caída estrepitosa de las empresas de Internet en bolsa, una crisis que tuvo en Terra su paradigma español y que generó pérdidas de miles de millones de euros

EL PAÍS Madrid 10 MAR 2010 - 10:00 CET

Pocos aniversarios tan amargos como el que hoy se cumple: hace una década que la inmensa burbuja generada en torno a las empresas tecnológicas e Internet pinchó. Algunos inversores que creían que la carrera alcista todavía tenía recorrido no olvidarán la decisión de invertir en aquellos días previos al desastre. En un ambiente de exuberancia y entusiasmo, la burbuja fue creciendo hasta los 5.048 puntos que alcanzó el Nasdaq por aquellas fechas.

Desde entonces, una caída en el vacío: cierre de empresas, quiebra de cotizaciones, billones de euros evaporados, inversores arurinados... Un año después del desastre el Nasdaq, el índice de empresas tecnológicas de Wall Street, aún cotizaba por debajo de los 2.000 puntos, arrastrado por las caídas de empresas más sólidas como Intel o Cisco Systems, que se vieron también afectadas por la crisis. Año y medio después del crack, el Nasdaq seguía en caída libre y había perdido el 78% de su valor. El mínimo lo marcó el 9 de octubre de 2002, cuando el índice se situó en 1.114 puntos.

Hoy, Google se perfila como la posible futura estrella del Dow Jones, pero los niveles de los ínidices no se han recuperado. El Dow Jones Internet Composite Index vale hoy un 79% menos que en aquel momento y el Nasdaq está por debajo de la mitad de los máximos registrados a principios de marzo de 2000.

El mercado perdió en dos años cinco billones de dólares. Una pequeña cronología de las quiebras no deja muchas dudas sobre el tamaño de la burbuja: Boo.com se gastó 188 millones de dólares del momento en seis meses para montar una gran infraestructura de moda online; en mayo de 2000 quebró. Yahoo compró GeoCites por 3.500 millones en febrero de 1999, con la burbuja en pleno auge; en octubre de 2009 Yahoo la cerró. eToy's tenía un precio por acción de 80 dólares en mayo de 1999 y cuando declaró su quiebra en febrero de 2000 valía menos de un euro, según relata The daily Maverik.

El paradigma de Terra

En España la crisis tardó más en llegar pero lo hizo con efectos igual de devastadores. Justo un año después de que se desatase la crisis en EE UU, Jazztel caía un 16% en pocos minutos después de que un accionista se deshiciese de todos sus títulos.

Pero el ejemplo que simboliza el auge y caída de las puntocom en España es Terra, que cerró el círculo de la burbuja en España en julio de 2005 tras seis años de polémica andadura.

Terra salió a Bolsa el 17 de noviembre de 1999 a un precio de 11,81 euros y cerró ese mismo a 37, lo que supone un avance del 184,61%. Los máximos, cerca de los 140 euros, se dieron, curiosamente, en febrero de 2000. En su última salida a bolsa, las acciones fijaron su valor en 3,04 euros.

Con la última burbuja inmobiliaria y la posterior crisis cuyos efectos aún vivimos, han aparecido nuevas burbujas como la del jamón serrano en España. Ninguna, eso sí, como la de Internet.

Otras noticias

Wall Street vivió jornadas fatídicas con caídas estrepitosas de los valores de las tecnológicas ante la sorpresa y la desesperación de los inversores / AP

IMPRESCINDIBLES

Los BRIC ya no son estrellas

El frenazo de los emergentes y la mejora de los desarrollados marcan un punto de inflexión en la crisis

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana