Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Las consecuencias de la crisis

El Gobierno reducirá aún más el gasto público si la economía no despega

El Secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, intenta tranquilizar a los inversores londinenses y afirma que tomarán "las medidas necesarias".- El Ejecutivo achaca el ataque contra los mercados españoles a los especuladores

El Gobierno español está dispuesto a reducir más el gasto público y a acometer más ajustes fiscales si la economía no se recupera al ritmo adecuado, según ha asegurado el Secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, a los medios de comunicación en Londres tras defender ante inversores y banqueros en un almuerzo organizado por las entidades Barclays, Citi y Santander, la estrategia económica del Gobierno español y las reformas que prevé llevar a cabo.

El número dos de Economía ha asegurado que el Gobierno hará "los ajustes necesarios", más allá del plan de estabilidad remitido a Bruselas, para lograr reducir el déficit del 11,4% al 3% hasta 2013. "Podemos bajar el déficit público del 11% al 3%. Pueden creerme o no, pero España ya lo ha hecho antes", ha asegurado Campa.

Campa: "La City siempre ha estado tranquila sobre la economía española"

Blanco: "Nada de lo que está ocurriendo, incluyendo los editoriales de algunos medios extranjeros con sus comentarios apocalípticos, es fruto de la casualidad o inocente"

Campa, que ha asistido a la reunión con la directora general del Tesoro, Soledad Núñez, ha asegurado que no teme un contagio de la crisis de deuda que vive Grecia, ha rechazado la comparación de la situación española con los problemas financieros que atraviesa la economía griega y ha dicho que los movimientos especulativos que ha habido en torno a las cuentas públicas españolas "son movimientos del corto plazo". "Sabemos que los mercados tienen una característica de reaccionar muy rápido a estas noticias y, después, a medio plazo, asentarse", ha argumentado antes de concluir que "la City siempre ha estado tranquila sobre la economía española".

Por su parte, la directora general del Tesoro ha querido calmar a los inversores y ha afirmado que los bosos españoles ofrecen "un precio muy atractivo".

El encuentro, que el Gobierno insiste fue preparado hace tiempo, antes de los problemas de credibilidad vividos por la economía española en los últimos días, ha servido para que España presente el Ejecutivo socialista transmita un mensaje de tranquilidad a los inversores londinenses, que en un primer momento han agradecido la claridad de la exposición del Gobierno español, según informa Walter Openheimer desde Londres.

Sin embargo, algunos de esos inversores institucionales que han asistido a la reunión insisten en que esto no es suficiente para que la economía española deje de estar en el ojo del huracán y el Gobierno ante un dilema: si adopta medidas más duras, se enfrenta al descontento social, si no lo hace, a las agencias de calificación y el castigo de los mercados.

Ataque especulativo

Por otro lado, el ministro de Fomento, José Blanco, ha incluido la campaña contra España desatada en los mercados internacionales en un ataque más global contra el euro y lo ha achacado a "maniobras un tanto turbias" por parte de los especuladores, que ahora que "ven que salimos de la crisis, no quieren que se regulen mejor para poder seguir haciendo de la suyas". Una "resistencia muy clara", ha añadido, y que aún "se va a ver con mayor rotundidad", ha advertido. En el mismo sentido se ha pronunciado el vicepresidente tercero, Manuel Chaves, quien ha defendido además que "el Gobierno tiene una políica económica", pese a la imagen de desconfianza sobre España que existe en el exterior, informa Luis R. Aizpeolea.

"Nada de lo que está ocurriendo, incluyendo los editoriales de algunos medios extranjeros con sus comentarios apocalípticos, es fruto de la casualidad o inocente, responde a unos intereses particulares", ha explicado Blanco antes de subrayar que la situación de España, aunque es excepcional por la crisis inmobiliaria, "no es distinta en la mayoría de aspectos al resto de países de la eurozona".

Por su parte, Chaves ha asegurado tras la reunión de la Ejecutiva federal del PSOE que el Gobierno tiene previsto presentar ante el Pacto de Toledo el proyecto de reforma del sistema de pensiones que prevé aumentar dos años la edad de jubilación tal y como se aprobó. Además, Chaves ha asegurado que el Ejecutivo espera que el diálogo social aporte resultados en un plazo breve y que la reforma laboral "deberá ser explicada bien en el exterior". El vicepresidente y ministro de Política Territorial ha declarado además que "es muy importante la imagen de unidad del Gobierno con los agentes sociales de cara al exterior" y ha pedido al PP que se sume a ella.

Sin embargo, para el vicepresidente de CEOE y presidente de su Comisión de Relaciones Internacionales, Jesús Banegas, la confianza de los mercados internacionales "no se gana predicando, sino haciendo cosas". En declaraciones a la cadena Cope, ha señalado que España "está obligada a ganarse la confianza de los mercados internacionales" y, en este sentido, ha considerado que todos los esfuerzos que vayan en esa dirección "estarán bien hechos". Así, ha enumerado entre ellas la necesidad de llevar a cabo en España un programa de recorte de gasto público corriente "muy importante", una reforma laboral que introduzca flexibilidad en las relaciones laborales y que permita crear empleo, y otras reformas estructurales.

Liderazgo de Zapatero

En clave interna de partido y tras recordar que "estamos sufriendo una crisis sin precedentes", el también vicesecretario general del PSOE ha afirmado que el descenso de popularidad del presidente José Luis Rodríguez Zapatero también la están sufriendo sus homólogos de Alemania, Francia y Estados Unidos, Angela Merkel, Nicolas Sarkozy y Barack Obama. "Lo que ocurre en España no es distinto", ha insistido tras poner de relieve que se habla "mucho más de las cosas negativas que las positivas".

"Es indudable que no hay que hacer alarmismo, tratar los problemas, poner sobre mesa las medidas para ganar la batalla a la crisis, y lo estamos haciendo. Nadie va a destruir la imagen presidente, hay una campaña perfectamente definida para demonizar a Zapatero simplemente porque algunos han llegado a la conclusión de que solo pueden ganar elecciones destruyendo presidente", ha denunciado el ministro antes de resaltar que Zapatero "es el mejor activo para la política socialista".

El Ibex gana un 1% tras una semana negra

El parqué madrileño cerró la sesión de hoy con una subida del 1,02%, que situó al Ibex 35 en el nivel de los 10.206,3 puntos, después de tres jornadas de fuertes caídas, en las que el selectivo tocó niveles mínimos. Los inversores han recuperado ligeramente la confianza en los mercados

y hoy de nuevo optaron por recoger posiciones ante la posibilidad de que las bolsas comiencen a repuntar. Además, la apertura alcista de Wall Street permitió consolidar al cierre las ganancias, en una jornada de datos positivos para Europa, ya que la economía francesa crecerá un 0,5% en el primer trimestre de 2010.

Los pricipales impulsores de la subida de hoy fueron los grandes valores: Repsol YPF (2,62%), seguido de Telefónica (2,13%), Banco Santander (1,94%), Banco Popular (1,28%), Bankinter (1%), Banco Sabadell (0,78%), BBVA (0,58%) e Iberdrola (0,15%).

Más información