Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de Toyota pide perdón

Akio Toyoda da la cara por primera vez desde que llamara a revisión a ocho millones de coches

El presidente de Toyota, Akio Toyoda, pide perdón públicamente por el defecto en varios modelos de su casa automovilística que afecta a unos 8 millones de vehículos
El presidente de Toyota, Akio Toyoda, pide perdón públicamente por el defecto en varios modelos de su casa automovilística que afecta a unos 8 millones de vehículos REUTERS

"Pido perdón, de forma sincera, por causar problemas a muchos de nuestros clientes durante las revisiones de muchos modelos en muchas regiones". Con estas palabras, el presidente del fabricante japonés Toyota, Akio Toyoda, ha dado la cara por primera vez desde que estallara la peor crisis de imagen en los 70 años de historia de la empresa automovilística.

Un cariacontecido Toyoda, nieto del fundador de Toyota y que asumió su puesto en junio pasado, en plena expansión mundial de la firma nipona, ha asegurado que sus coches son "seguros", en una multitudinaria rueda de prensa en Nagoya (centro de Japón) donde ha ofrecido su primera evaluación de los posibles fallos de seguridad de una compañía que, durante años, ha sido aplaudida por su apuesta por la calidad.

Creánme, los coches de Toyota son seguros", ha explicado el presidente del primer fabricante mundial de automóviles, que dio la cara después de que la compañía llamara a revisión la semana pasada, de forma preventiva, más de ocho millones de automóviles de ocho modelos diferentes en todo el mundo por un defecto en el pedal del acelerador.

La respuesta de Toyoda, que tiene más experiencia internacional de lo habitual entre los empresarios nipones pues estudió un MBA en EE UU y es además un confeso aficionado al deporte del motor, fue muy japonesa, ante unos medios internacionales que lo han criticado por no asumir públicmente su liderazgo ante los problemas de la compañía.

"Hemos causado ansiedad y lo lamento", ha dicho Toyoda, quien anunció que se va a crear un comité de calidad que examinará las causas de las revisiones masivas de los modelos Toyota desde noviembre, hasta un total de ocho millones de unidades en todo el mundo.

Pero Toyoda no ofreció medidas concretas de respuesta a la situación de "crisis" que, según ha admitido, vive la multinacional nipona, en especial ante las últimas denuncias sobre su exitoso híbrido Prius que fueron conocidas esta semana.

Las acciones de Toyota han perdido cerca de 30.000 millones de dólares (21.739 millones de euros al cambio actual) o una quinta parte de su valor desde el pasado 21 de enero, momento en el que inició su campaña de revisión en Estados Unidos, donde afectará a cerca de 2,3 millones de vehículos.