Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rato, elegido por unanimidad para presidir Caja Madrid

Miguel Blesa, que deja la presidencia de la entidad tras 13 años, dice que las cajas necesitan "cirugía"

La lista electoral encabezada por Rodrigo Rato (Madrid, 1949) como presidente y por el socialista Virgilio Zapatero como vicepresidente ha sido respaldada, tal y como se esperaba, por la mayoría absoluta de los asistentes a la Asamblea General de Caja Madrid, que arrancó este jueves en el Centro de Convenciones de IFEMA de Madrid. El resultado ha sido de 303 votos, de los 325 válidos, con 22 en blanco. Los elegidos forman parte del nuevo consejo de administración que, a continación, ha nombrado a Rato por unanimidad presidente de la segunda caja de ahorros de España. Con la proclamación de Rato termina el proceso electoral más largo y polémico en los más de 300 años de historia de Caja Madrid, que originó fuertes discrepancias en el seno del PP.

Además de Virgilio Zapatero, Rato ha nombrado vicepresidente a José Manuel Fernández Norniella, del PP, que se configura como su hombre fuerte en la caja. Les acompaña en la vicepresidencia Antonio Moral Santín, que ya ocupa este cargo, de IU. Entre otras novedades, Estanislao Rodríguez Ponga (PP) pierde el puesto y sale del consejo Gerardo Díaz Ferrán, presidente de la CEOE, por fin de su mandato. Además de la presidencia, Caja Madrid ha renovado a la mitad de su Consejo de Administración (13 vocales) y de la Comisión de Control (ocho representantes). Caja Madrid mantiene un pleito con él por la deuda de 26,3 millones de deuda. Las primeras palabras de Rato tras ser nombrado han sido para ayuda de todos los consejeros "porque va a ser necesario". "No lo hago como una cuestión formal, sino porque creo que la colaboración de todo el consejo es necesaria para superar una situación difícil", según fuentes del consejo.

Los 11 miembros del PP

Rato encabezaba la lista única pactada por el PP, el Partido Socialista de Madrid, Izquierda Unida y los agentes sociales que permitirá dar estabilidad a la entidad tras un año y medio de batalla política y judicial a todos los niveles. El ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) y ex vicepresidente económico con el gobierno PP ha sido elegido en sustitución de Miguel Blesa y se hace con los mandos tras la batalla interna que ha supuesto en Partido Popular en la presidencia y en un contexto turbulento para la caja de ahorros a cuenta de la crisis financiera, el hundimiento del sector inmobiliario -donde la entidad volcó grandes inversiones- y un importante aumento de la morosidad.

El relevo se produce también en un más que remolón proceso de fusiones entre cajas de ahorros españolas, un movimiento que Rato no descarta. Después de la fuerte división vivida entre la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, y el alcalde, Alberto Ruiz Gallardón, en el último año de mandato de Blesa como presidente, el Partido Popular cuenta con 11 miembros en el consejo: cuatro ratistas (José Manuel Fernández Norniella, Estanislao Rodríguez Ponga, Riardo Romero de Tejada y el propio Rato); dos gallardonistas (Jesús Pedroche y Mercedes de la Merced); dos empresarios (Arturo Fernández y Javier López Madrid) y dos aguirristas (Mercedes Rojo y Carmen Cafranga).

Antes de la votación, fuentes presentes en la Asamblea General de la entidad han señalado que el todavía presidente de Caja Madrid ha señalado que es el momento de reestructurar el sistema financiero, porque las cajas de ahorros necesitan someterse a "cirugía" para ponerse al día. Es el momento de reestructurar el sector y reducir el número de entidades, ha dicho Blesa a los consejeros generales de la entidad, minutos antes de producirse la votación por la que elegirán al nuevo consejo de administación. Caja Madrid deja un proceso de concentración estudiado con posibles alternativas, ha añadido Blesa, siempre según las mismas fuentes, y sobre esas claves puede trabajar el nuevo consejo de administración.

Después de escuchar el informe de coyuntura y discurso de despedida de Blesa, los nuevos consejeros generales elegidos por los sectores de ayuntamientos, Asamblea de Madrid y las entidades representativas han votado junto con los representantes de los trabajadores y los impositores -que no se han renovado en esta ocasión- de manera secreta en las urnas instaladas en el Auditorio de la Feria de Madrid. A la salida de la reunión se ha visto desfilar además a los protagonistas de la negociación, todos ellos nuevos miembros de la Asamblea General de la entidad: el vicepresidente de la Comunidad de Madrid y aspirante a la presidencia de la caja, Ignacio González; el secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, y el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo.