Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Argentina expedienta a Marsans por emitir cheques sin fondos

Díaz Ferrán lleva tres meses sin pagar a sus empleados en el país austral

La crisis de Marsans, la agencia de viajes del presidente de la patronal CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, se ahonda ahora en Argentina. Un año y medio después de que el Estado argentino le quitara Aerolíneas Argentinas y semanas más tarde de que cerrara Air Comet, la secretaría de Turismo del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner expedientó a la filial de Viajes Marsans por la emisión de cheques sin fondos y la falta de pago de la nómina a sus empleados, según avanzó la cadena SER.

"Sin perjuicio de lo que pueda resolver la Justicia [sobre las tres peticiones de quiebra], nosotros ya tomamos precauciones", explicó Casanova. El funcionario agregó que Marsans Viajes lleva tres o cuatro meses sin pagarle el salario a sus 45 trabajadores (otros 20 dejaron la empresa) y ha suspendido las actividades que había iniciado en este país en 1969. "El expediente puede terminar en una sanción. Ahora el Estado, como regulador del sector de agencias de viajes, investigará".

En España, el grupo Marsans respondió que estudia la adopción de medidas para proteger los intereses de los perjudicados. Había intentado vender su agencia de viajes de Argentina, pero sin éxito, como también sucedió con Air Comet. En noviembre había firmado una carta de intención para venderle Marsans Viajes Argentina a la local Organización Turística de Bariloche (OTBA) por dos millones de euros, pero, después de un mes y medio de revisión de los números, OTBA desistió de la compra. En OTBA reconocen que se sienten aliviados.

Pocos días después del cierre de Air Comet, el consejero delegado de esa compañía aérea, Ignacio Pascual, negó que la agencia argentina estuviera en bancarrota. Sin embargo, los principales grupos turísticos de España comenzaron a aplicar a todas las agencias de viajes de Marsans el sistema de prepago porque desconfían de la habitual facturación aplazada, según indiciaron a Efe fuentes del sector.

Marsans acordó con el Gobierno de Fernández su salida de Aerolíneas en julio de 2008, con una deuda total de 552 millones de euros. Pese a ese pacto, el Congreso argentino, dominado por el kirchnerismo, votó después una expropiación unilateral, por lo que el grupo español inicio una demanda contra el país suramericano.

Marsans planeaba desistir de su demanda si el Gobierno de Fernández le compraba a Airbus 12 aviones que el grupo español había adquirido para Aerolíneas. El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero había dispuesto que se pospusiera el pago de una deuda de 250 millones de euros de Argentina con España para que Buenos Aires tuviera financiación para los aviones, pero la negociación con Airbus se ha enfriado y Marsans prosigue con el juicio.