Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Constitucional alemán da la razón a la Iglesia y prohíbe abrir tiendas en domingo

El tribunal tumba parte de la normativa vigente en Berlín desde 2006 porque no respeta la jornada de "recogimiento espiritual"

El Tribunal Constitucional alemán ha declarado parcialmente anticonstitucional la legislación sobre la apertura de comercios en domingo que rige en Berlín. Los magistrados del TC dan así la razón a las dos principales confesiones alemanas, la Iglesia Católica y la Iglesia Evangélica, que habían denunciado la práctica de abrir los comercios los domingos en la capital alemana.

La sentencia considera que la apertura comercial en los cuatro domingos de Adviento, previos a la Navidad, atenta contra la protección del domingo como jornada de descanso que figura en la Constitución alemana. Los jueces de Karlsruhe han optado por aplazar la aplicación del fallo y permitir que los comercios berlineses abran sus puertas los domingos que quedan hasta finalizar el presente año.

La Constitución alemana incluye en su texto el llamado artículo eclesiástico 139, redactado durante la República de Weimar, en el que se establece que los domingos son fundamentalmente jornadas de descanso y de "recogimiento espiritual". Los jueces instan a las autoridades de Berlín a que reformen su ley de apertura comercial para adaptarla a la normativa constitucional.

La ley berlinesa, aprobada en noviembre de 2006, es la mas liberal de Alemania al permitir a las tiendas abrir sus puertas hasta 10 domingos al año, entre ellos los cuatro previos a las festividades navideñas. Los jueces del Constitucional sí aceptan la apertura de los comercios dos domingos o festivos al año por "motivos excepcionales", como fiestas empresariales o populares, también recogida en la norma de la capital alemana.