Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Dow Jones confirma la recuperación al superar los 10.000 puntos

Los buenos datos de JPMorgan impulsan a la Bolsa neoyorquina y al resto de mercados

El índice Dow Jones de Industriales, la principal referencia de la Bolsa de Nueva York y uno de los indicadores más fiables para evaluar la salud del sistema financiero, ha cerrado por encima de la cota psicológica de los 10.000 puntos, algo que no sucedía desde hace más de un año y que los analistas interpretan como un signo más de la incipiente recuperación global tras la peor crisis financiera desde la Gran Depresión de 1929.

El Dow Jones ha cerrado este miércoles con un alza del 1,47%, superando los 10.000 puntos por primera vez en algo más de un año, impulsado por datos empresariales y de ventas minoristas en Estados Unidos más favorables de lo esperado. Ese indicador bursátil, que incluye a 30 de las mayores empresas estadounidenses, ha avanzado 144,80 puntos y ha finalizado en 10.015,86 unidades. El Dow había cerrado a 10.325,38 puntos la sesión del 3 de octubre de 2008 y se mantuvo hasta ahora por debajo de ese nivel.

La Bolsa neoyorquina mantuvo una firme tendencia alcista desde los inicios de la jornada y los operadores en el parqué no ocultaron su entusiasmo al rebasar el Dow en un principio los 10.000 puntos, de forma fugaz, poco después de la media sesión. Algunos analistas y corredores bursátil reiteraron en los últimos días, cuando esa cota parecía cada vez más alcanzable, que la recuperación de ese nivel puede infundir mayor optimismo entre los inversores y atraer al mercado a compradores que hasta el momento han preferido mantenerse a la expectativa.

No obstante, también recordaban que el Dow alcanzó por primera vez los 10.000 puntos en marzo de 1999 y que aún está lejos del nivel histórico de 14.000 puntos en que se movía hace dos años. Sin embargo, todos reconocen que Wall Street ha registrado una notable mejoría desde los inicios de marzo pasado, cuando el Dow se situaba en torno a 6.547 puntos, el nivel más bajo desde abril de 1997.

Buenos resultados de JP Morgan

Los resultados conseguidos por Intel y JP Morgan Chase en los últimos tres meses, que superaron las expectativas de los analistas, alentaron este miércoles el optimismo en torno a las perspectivas de negocio de las tecnológicas y de las entidades bancarias en próximos meses, y contribuyeron a afianzar la tendencia alcista desde la apertura. El sector financiero subió en conjunto el 2,89%, el industrial avanzó el 3,18% y el de transporte ganó un 3,31%, en tanto que el de materias primas y el de energía ascendieron en torno al 2,6% en ambos casos, entre otros.

Las acciones de Bank of America subieron el 4,38% y lideraron el avance en el Dow, al tiempo que las de JP Morgan Chase se revalorizaron el 3,29%, después de dar a conocer que aumentó un 31,86% su beneficio neto en el último trimestre. Goldman Sachs, Citigroup y Bank of America presentarán igualmente sus cuentas trimestrales antes de que concluya la semana.

También registraron notables subidas el fabricante de maquinaria pesada Caterpillar (3,36%), la química DuPont (3,66%), el grupo industrial General Electric (2,75%) y la farmacéutica Pfizer (3,52%), entre otras incluidas en el Dow.

Entre las tecnológicas que forman parte de ese índice, Cisco subió el 2,05%, Hewlett-Packard avanzó un 2,57% e Intel se revalorizó el 1,66%, después de lograr esa empresa beneficios e ingresos en el pasado trimestre mejores de lo que se preveía y mostrar unas perspectivas optimistas de negocio para el último trimestre de este año.

La tendencia alcista que predominó en Wall Street también halló un fuerte apoyo en los datos que difundió el Departamento de Comercio y que reflejaron que las ventas del comercio minorista en EE UU bajaron el 1,5% en septiembre, menos de lo que se preveía. El debilitamiento del dólar frente al euro y otras divisas favoreció un día más la revalorización de las materias primas, incluido el petróleo, que cerró a 75,18 dólares el barril en el mercado neoyorquino, 1,03 dólares más caro que el día anterior. La deuda pública estadounidense a 10 años bajaba de precio y ofrecía una rentabilidad del 3,42%.

El Ibex 35 ha aprovechado el tirón del inicio de sesión en EE UU y se ha estirado al cierre hasta un avance del 2,26% liderado por Arcelor, Santander y BME (Bolsas y Mercados Españoles). Los buenos datos de exportaciones chinas y el consumo en EE UU han arrastrado también las ganancias en el resto de Europa. Las bolsas de París y Francfort han cerrado por encima del 2%, mientras que la de Londres lo ha hecho dos décimas por debajo.