Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno reclama moderación salarial a los trabajadores

Campa advierte contra el riesgo que supone de una rápida subida de los tipos para la recuperación

El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, ha pedido hoy que la evolución de los salarios refleje la situación económica y no ocurra como en 2007 y 2008 "que crecieron sustancialmente más que la inflación". Además, tras reclamar cautela sobre la mejora de los indicadores de algunos países, ha advertido de que una subida de tipos de interés más rápida de lo prevista podría afectar al sistema financiero y poner en peligro la recuperación de la economía mundial.

Tras intervenir en la Comisión de Presupuestos del Congreso, Campa ha subrayado que ante un cuadro macroeconómico como el actual, con una inflación muy moderada "y un crecimiento económico incluso negativo, es importante que los salarios reflejen también ese comportamiento".

Durante su comparecencia, Campa ha insistido en que sería deseable que la evolución salarial contribuyese a la mejora de la competitividad. En este sentido, ha indicado que si bien el crecimiento nominal de los salarios se ha reducido ligeramente, lo ha hecho en mucha menor medida que la inflación, "con lo que los salarios reales de los trabajadores pasaron de aumentar el 2,3% en 2008 al 5,1% en la primera mitad de 2009".

Campa ha aludido también a la restricción del gasto públicos en los Presupuestos del Estado para 2010, que ha cifrado en cerca de 7.000 millones de euros. A su juicio, "la mayoría del ajuste presupuesario se realiza a través del gasto, no de los ingresos". Esta es, ha añadido, "la esencia" de los Presupuestos y de la futura recuperación económica.

Nueva estructura fiscal

No obstante, ha incidido en la necesidad de desarrollar una nueva estructura fiscal en la actual coyuntura. "Ante las perspectivas de crecimiento, necesitamos recuperar los niveles de presión fiscal que observamos en el pasado a través de cambios de figuras impositivas", ha dicho. "Ya hemos empezado, y así se plantea en los Presupuestos" para 2010, con "un paquete muy amplio de medidas fiscales" y entre los que destaca la subida de impuestos.

"Es importante rediseñar nuestra estructura impositiva para adaptarla a la nueva situación, manteniendo el poder recaudatorio para garantizar la estabilidad de nuestras cuentas públicas, distorsionando lo menos posible la actividad económica. En este sentido, existe el claro consenso de que la imposición directa, y en nuestro caso particular el IVA, es la que menos distorsiona y, por eso, se le da un mayor peso relativo" en los Presupuestos, ha explicado.

Asimismo, ha precisado que "lo importante" para el Gobierno no es sólo "el déficit que tengamos el año que viene", como demuestra el hecho de que la citada subida del IVA no vaya a producirse hasta julio de 2010. Lo primordial, ha apuntado, es transmitir un "mensaje de expectativas del ajuste estructural".

Más de 50.000 empresas posponen sus pagos a la Seguridad Social

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, ha anunciado hoy que se han concedido aplazamientos en el desembolso de las cotizaciones sociales a 50.000 empresas, a las que se suman los destinados a sectores específicos y en determinados casos de zonas geográficas afectadas por desastres naturales, por un importe global de 7.739 millones de euros.

El importe de los aplazamientos a Hacienda aumenta un 71%

El director de la Agencia Tributaria, Luis Pedroche, ha anunciado hoy que el importe de las peticiones de aplazamiento de la deuda con Hacienda por parte de los contribuyentes aumentó hasta julio de este año el 71% respecto al mismo mes de 2008, hasta alcanzar los 10.900 millones. En su comparecencia ante la Comisión de Presupuestos del Congreso, Pedroche ha destacado que de esta cantidad 6.500 millones ya han sido concedidos.

Más información