El déficit del Estado se multiplica por cuatro en el último año

Los números rojos de las arcas públicas ascienden a 60.340 millones. -El superávit de la Seguridad Social mantiene un recorte del 33% hasta agosto

EUROPA PRESS Madrid 30 SEP 2009 - 12:28 CET

El Estado registró un déficit de 60.340 millones de euros hasta agosto en términos de Contabilidad Nacional, el 5,73% del PIB, frente al déficit de 14.574 millones de euros del mismo periodo del año anterior, según los datos ofrecidos hoy por el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña. Además, se ha mostrado confiado en que aunque los ingresos seguirán cayendo de aquí a final de año, lo harán en menor medida, por lo que ha mantenido la previsión del Gobierno de cerrar el año con un déficit del Estado del 8,1%, que ascenderá hasta rozar el 10% si se tiene en cuenta al resto de administraciones públicas.

Este resultado fue consecuencia de unos pagos que se situaron en 120.756 millones de euros, un 22,5% más por el aumento de las prestaciones a los desempleados, mientras que los ingresos sumaron 60.416 millones de euros, un 28,1% menos por la caída de la recaudación por impuestos. En concreto, la recaudación por IRPF bajó un 12,5% por la ayuda de 400 euros, la del IVA se contrajo un 38,4% condicionado por las devoluciones mensuales extraordinarias y porque, para Ocaña, es la "oveja negra de los impuestos en esta crisis"; mientras el Impuesto de Sociedades aportó un 31,3% menos debido a la menor actividad.

En términos de caja, que computa los ingresos y gastos que efectivamente se han realizado durante el periodo, el Estado alcanzó un déficit de 62.452 millones de euros, frente al déficit de 15.037 millones registrado entre enero y agosto de 2008.

Para final de año, el Ejecutivo calcula que los números rojos en el conjunto de las administraciones llegarán al 9,5% del PIB, un 8,1% solo del Estado, para moderarse hasta el 8,1% en 2010, bajar al 5,2% en el ejercicio siguiente y volver al límite de Bruselas del 3% en 2010. Por este motivo, Ocaña ha afirmado los datos de agosto "confirman" sus previsiones y "son coherentes" con las estimaciones del Ejecutivo. No obstante, ha añadido que aunque los ingresos seguirán cayendo, lo harán con menos intensidad. "Ha pasado la sensación de caída libre", ha declarado antes de destacar que "nos podemos estar acercando al fondo de la recesión".

El superávit de la Seguridad Social mantiene su recorte

Por su parte, el superávit de las cuentas de la Seguridad Social mantiene su ritmo de recorte por culpa del deterioro económico con un retroceso del 33% en los ocho primeros meses del año. Aunque sigue en positivo con 10.706,78 millones, el 1,01% del PIB, según datos del Ministerio de Trabajo e Inmigración, que confía en cerrar tanto este año como el próximo en positivo.

De hecho, según ha afirmado el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, la Seguridad Social cerrará 2009 con un superávit de 7.114,8 millones de euros -el equivalente al 0,7% del PIB-, superior a la estimación realizada hace unos meses, de entre el 0,3% y el 0,4%.

Este superávit es resultado de la diferencia entre unos ingresos de 83.243,02 millones de euros, que cayeron el 0,93% en comparación con el mismo periodo del año anterior, y unos gastos de 72.536,24 millones, lo que supuso un aumento del 6,59%.

En términos de caja -que computa los ingresos y gastos cuando se efectúan y no cuando se comprometen, como hace la contabilidad nacional- el superávit fue de 7.793,83 millones de euros, resultado de unos ingresos de 80.031,35 millones, el 2,58% menos, y unos gastos de 72.237,52 millones, el 7,20% más. No obstante, el Ministerio explica que los gastos previstos pendientes de imputación presupuestaria suponen 1.400 millones de euros, lo que implica la disminución del superávit alcanzado a 31 de agosto.

El déficit por cuenta corriente cae un 47,5%

El déficit de la balanza por cuenta corriente, que refleja los ingresos y pagos por operaciones comerciales, servicios, rentas y transferencias, ascendió a 34.794,6 millones de euros en los siete primeros meses del año, lo que supone un descenso del 47,5% respecto a igual periodo de 2008, según los datos difundidos hoy por el Banco de España.

La caída del déficit de la balanza por cuenta corriente se debió, principalmente, a la corrección parcial del déficit de la balanza comercial y, en menor medida, a la reducción del saldo negativo de la balanza de transferencias corrientes, que compensaron la disminución del superávit de servicios. Por su lado, el déficit de la balanza de rentas se mantuvo prácticamente estable.

Otras noticias

El secretario de Estado Carlos Ocaña, durante la presentación de los datos sobre ejecución presupuestaria. / EFE

IMPRESCINDIBLES

Un regreso apresurado

La vuelta de Grecia a los mercados no garantiza su continuidad ni la sostenibilidad de la deuda pública

“Estoy decepcionado con la unión bancaria”

El magnate George Soros asegura que se ha perdido una gran oportunidad

Chile quiere ser potencia alimentaria

El país quiere invertir para impulsar sus vinos, salmones y frutos secos

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana