'Nivel medio' de inglés ya equivale a 'bajo'

La tendencia a exagerar en los currículos "no sirve de nada", según los expertos. -Dos de cada diez admite que "maquilla" sus datos

ELPAÍS.com Madrid 3 AGO 2009 - 13:41 CET

Que los españoles tendemos a exagerar nuestro currículum es harto conocido para los jefes de personal que han de seleccionar y entrevistar a los candidatos. Según un sondeo elaborado por Randstad, dos de cada diez trabajadores reconoce que ha maquillado su experiencia laboral y formativa, aunque el porcentaje real de quienes no son del todo sinceros debe ser bastante superior si tenemos en cuenta que, según añade esta empresa de trabajo temporal, afirmar que se posee un nivel medio de inglés se sobreentiende por parte del entrevistador como bajo.

"No sirve de nada mentir, ya que cada vez es más habitual realizar una pequeña prueba de nivel durante la entrevista", añaden desde Ranstad. Por tanto, siempre es peor quedar como un mentiroso, que no se puede cambiar, que pecar de falta de conocimiento, que sí se puede adquirir.

Otro de los puntos del currículo que son susceptibles de cierto embellecimiento, según este estudio recogido por Europa Press, son los cálculos de tiempo que se ha estado entre un trabajo y otro, sobre todo para aquellos candidatos que han pasado por periodos de desempleo y que tienden a recortar los espacios entre los puestos. Aunque es fácil de detectar si se interroga sobre cada empleo en concreto y, según advierten desde fuentes del sector, muchas veces los plazos ni concuerdan. "Lo mejor es ser honesto y explicar cuáles fueron las razones del fin del contrato en cada uno de los casos", aconseja el informe.

Quitarse años

En otros casos, menos habituales, los candidatos deciden quitarse años u obviar su fecha de nacimiento en el currículum, en especial las mujeres de edad avanzada, pues piensan que una persona de mayor edad tiene más dificultades para acceder a un puesto de trabajo.

Los cursos especializados son otra forma de exageración. En ocasiones, los candidatos incluyen formación técnica o especializada que no han cursado, pensando que esto les puede ayudar a conseguir un puesto. "Esto se detecta tan pronto como el seleccionador pregunta sobre el conocimiento adquirido o cuándo se ha puesto en práctica la formación adquirida", avisa Randstad.

En esta misma línea, Randstad asegura que muchos candidatos exageran las tareas o funciones que han desarrollado en un determinado puesto, mientras que en el tema del salario, aunque no suele incluirse directamente en el currículum, es habitual que los candidatos exageren su salario en las entrevistas que se suceden en un proceso de selección, con lo fácil que es solicitar la pertinente declaración de la renta para comprobarlo.

NOTICIAS RELACIONADAS

Selección de temas realizada automáticamente con

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

Las claves de los Presupuestos

El País Madrid

La recuperación de la inversión y el recorte de los gastos en prestaciones y empleo marcan las cuentas del Estado

Las empresas públicas impulsan la inversión

El gasto presupuestado en obras aumenta por primera vez en la crisis

La OIT reclama que los sueldos suban en España

“Nuevos recortes socavarían la demanda interna por encima de sus beneficios", dice

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana