Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El crecimiento de China registra su peor dato en los últimos 17 años

Baja hasta el 6,1% en el primer trimestre de este año, frente al 6,8% alcanzado entre octrubre y diciembre, y aleja a China del 8% marcado como objetivo por el Gobierno

La economía china ralentiza su avance tras crece un 6,1% entre enero y marzo de este año, frente al 6,8% alcanzado en el último cuarto de 2008. Este dato no alcanza los pronósticos de los analistas, que variaban entre el 6,7% calculado por el FMI, el 6,5% del Banco Mundial y el 6,3% del la OCDE. La cifra de crecimiento dada a conocer hoy por el Buró Nacional de Estadística supone el peor comienzo de año para el crecimiento económico de China desde 1992, fecha en la que empezó a contabilizarse.

Este 6,1% aleja al país asiático todavía más del objetivo de crecimiento anual chino del 8% que se ha fijado el Gobierno del primer ministro Wen Jiabao para lograr capear la crisis en 2009, el mínimo necesario para mantener el crecimiento de empleo y la estabilidad social, y lo sitúa aún más lejos del 9% logrado en 2008 y del 13% de 2007. La caída del crecimiento evidencia según los expertos el impacto de la crisis mundial en sobre una de las mayores economías del planeta.

El índice de precios al consumo (IPC) bajó el 1,2% en marzo frente al 1,6% de febrero, el primer descenso de la inflación desde diciembre de 2002, y la inversión en activos fijos de China alcanzó los 2,8 billones de yuanes (311.000 millones de euros), con un aumento del 28,8% respecto al mismo trimestre del año pasado.

En noviembre de 2008, China aprobó un plan de estímulo por valor de cuatro billones de yuanes (443.200 millones de euros) hasta 2010, que incluye, entre otros, obras de infraestructuras, vivienda pública e inversión en innovación tecnológica. Además, ha aumentado un 24% el gasto gubernamental, que disparará el déficit hasta 950.000 millones de yuanes (105.300 millones de euros) en 2009. Rondará así el 3% del PIB, cuando el año pasado fue del 0,4%. Pekín ha recortado cinco veces los tipos de interés a un año desde septiembre y ha bajado el ratio de reservas requerido a los bancos, informa José Reinoso.