Merck adquiere Schering-Plough y se convierte en la segunda farmacéutica del mundo

La compra le da plenos derechos sobre las píldoras contra el colesterol Zetia y Vytorin y sobre tratamientos experimentales para los coágulos sanguíneos, el asma y la esquizofrenia.- Hace un mes Pfizer compró Wyeth

AGENCIAS / ELPAÍS.com 9 MAR 2009 - 17:02 CET

La farmacéutica Merck & Co. ha llegado este lunes a un acuerdo para comprar los laboratorios Schering-Plough Corp. por 41.100 millones de dólares, unos 32.586 millones de euros, lo que le dará plenos derechos sobre las píldoras contra el colesterol Zetia y Vytorin y sobre tratamientos experimentales para los coágulos sanguíneos, el asma y la esquizofrenia.

El acuerdo convertirá a Merck en el segundo fabricante del mundo de medicamentos. Los accionistas de Schering-Plough obtendrán una prima de 34% respecto del cierre del título la semana pasada, han dicho las compañías en un comunicado. Las acciones de Schering-Plough, con sede en Kenilworth, Nueva Jersey, registraron su mayor subida en un mes en las negociaciones de Nueva York el 6 de marzo, ya que los inversores especulaban sobre una posible oferta que al final se ha producido.

Según informaron las dos empresas, la fusión de ambos laboratorios, que dará lugar a una empresa que se seguirá llamando Merck, potenciará la capacidad para la investigación y desarrollo de nuevos fármacos y la inversión en áreas terapéuticas clave, ampliará su presencia global, en especial en mercados emergentes de gran crecimiento, y permitirá un ahorro en costes de unos 2.779 millones de euros anuales. Los resultados operativos de la farmacéutica el año pasado aumentaron un 16% hasta los 1.131 millones de euros, según los datos difundidos por Merck.

Año de fusiones

El acuerdo se produce menos de dos meses después de que Pfizer Inc., el mayor fabricante de medicamentos del mundo, acordó la adquisición de Wyeth por cerca de 62.000 millones de dólares (algo más de 49.000 millones de euros), fusión que le llevó a prescindir del 15% de su plantilla. Esto podría intensificar las presiones sobre otros laboratorios, entre ellos Bristol-Myers Squibb Co., para que amplíen sus líneas de crédito y combinen sus tareas de investigación a medida que los productos de mayor venta pierden la protección de patente.

"Claramente, este es un año de fusiones para las compañías farmacéuticas", dijo en una entrevista telefónica Philippe Lanone, analista de Natixis Securities en París. "No tienen otro camino si quieren garantizar el crecimiento de la ganancia por acción en los próximos años".

NOTICIAS RELACIONADAS

Selección de temas realizada automáticamente con

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

El Midas cubano cabalga de nuevo

Fernández Pujals acaba de embolsarse 482 millones con la venta de Jazztel, repitiendo el éxito de hace 15 años con Telepizza

El Estado refuerza la seguridad para frenar las agresiones a funcionarios

Habrá mamparas de protección, simulacros y apoyo jurídico, según un protocolo elaborado por Hacienda y Administraciones Públicas

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana