Japón se enfrenta a su crisis más grave desde la II Guerra Mundial

La segunda economía mundial registra su mayor retroceso en 35 años tras caer un 12,7% entre octubre y diciembre. -Polémica por la supuesta borrachera del ministro de Finanzas en el G7

EFE / ELPAÍS.com Tokio / Madrid 16 FEB 2009 - 03:07 CET

Archivado en:

Japón, la segunda economía mundial, atraviesa su peor crisis desde el fin de la II Guerra Mundial. Ésta es la clara advertencia que ha lanzado hoy el ministro de Economía y Política Fiscal japonés, Kaoru Yosano, tras conocerse que el PIB japonés se ha desplomado un 12,7% en el último trimestre del año frente al mismo periodo de 2007.

El dato, que según la agencia nipona Kyodo es el mayor retroceso de la economía nacional en 35 años desde la crisis del petróleo en 1974, es peor aún de lo que se esperaba, ya que las previsiones auguraban una caída del 11,7%. La culpa la tiene la reducción en un 13,9% de las exportaciones y el fuerte descenso de la demanda externa. Mientras la apreciación del yen ha multiplicado su efecto negativo en el resto de la economía.

Así, aunque Japón no se ha visto implicada en el origen de la crisis financiera internacional, sí está sufriendo el frenazo del consumo en los países desarrollados, su principal mercado. En comparación con el periodo inmediatamente anterior, de julio a septiembre, la caída de la economía japonesa en los últimos meses de 2008 fue del 3,3%, con lo que acumula su tercer trimestre a la baja, algo que no sucedía desde hace siete años.

Técnicamente, una economía entra en recesión cuando su PIB retrocede durante dos trimestres consecutivos. Así, Japón se coloca al frente del club de potencias con graves problemas por delante incluso de EE UU, Reino Unido y la zona euro . Para hacer frente a esta situación, el titular de Economía defendió, además, la aprobación parlamentaria de la segunda ampliación presupuestaria para las cuentas del años fiscal 2008 que termina en abril.

El legislativo prevé añadir nuevos fondos al presupuesto del ejercicio de 2008, para apoyar medidas de ayuda a los consumidores y las empresas antes del comienzo del nuevo año fiscal en mayo. Gracias a estas actuaciones, confía en frenar la sangría y, para 2009, espera unos números rojos más discretos, que hagan perder al PIB anual en torno a un 2%, según el Banco de Japón (BoJ).

Pero eso no es todo, hace un par de semanas, el Gobierno dio a conocer también que el consumo ha caído un 4,6% respecto a diciembre. La amenaza de la deflación que asoló el país en la crisis de los noventa también podría aparecer, el IPC sólo creció dos décimas en diciembre, después de subir un 1% en noviembre. Asimismo, la tasa del paro está por debajo de las medias europeas, un 4,4%, pero las grandes empresas están acometiendo despidos masivos.

Polémica por la presunta borrachera del ministro Nakagawa en el G7

El ministro japonés de Finanzas, Shoichi Nakagawa, está siendo criticado por correligionarios de su partido y la oposición por su comportamiento inadecuado en la rueda de prensa posterior a la reunión del G7 de este fin de semana en Roma, en la que parecía estar ebrio. Al ser preguntado en la conferencia de prensa, el ministro nipón presentó dificultades para articular las respuestas, como recogen sin cesar desde entonces las cadenas de televisión japonesas.

Tras las críticas recibidas, entre ellas del ex primer ministro Yoshiro Mori, Nakagawa se disculpó por generar preocupación, pero negó haber estado bajo los efectos del alcohol durante la rueda de prensa. No obstante, reconoció haber bebido algo y tomado "demasiadas medicinas para el resfriado" antes del encuentro con los periodistas.

El portavoz del Gobierno de Japón, Takeo Kawamura, ha achacado el comportamiento del ministro a la apretada agenda que tuvo en Roma y al resfriado que padecía, aunque esta mañana le ha advertido para que se comporte. Uno de los más duros en las críticas fue el ex primer ministro Mori, perteneciente al gubernamental Partido Liberal Demócrata (PLD), quien, en un programa matutino de la televisión japonesa, ha asegurado conocer la afición de Nakagawa por la bebida. "Como le gusta mucho beber, ya en una ocasión le aconsejé que tuviera cuidado", ha afirmado. Además, ante su comportamiento, han anunciado la presentación de una moción de censura contra él.

Para algunos comentaristas nipones, este incidente podría desprestigiar más aún la imagen del Gobierno del primer ministro de Japón, Taro Aso, quien cuenta con un índice de popularidad de apenas el 14%.

Otras noticias

El Gobierno japonés advierte de que la segunda potencia mundial atraviesa su peor crisis desde el final de la II Guerra Mundial. / AGENCIA ATLAS

Últimas noticias

Ver todo el día

100 días de vértigo en el Santander

Ana Botín ha cambiado la dirección y el consejo mientras sopesa el futuro del dividendo

A la caza del ‘pastel’ cubano

La normalización de relaciones abre negocios para los empresarios de EE UU

El núcleo duro del exilio cubano clama contra Obama

Luis Posada Carriles se une a unos dos centenares de anticastristas en Miami para denunciar la “traición” de la normalización de las relaciones con Cuba

“El combate no termina aquí”

La exmujer del gobernador Arturo Montiel logra ver a los hijos después de tres años de lucha judicial

IMPRESCINDIBLES

Las cartas entre Trichet y Zapatero

Claudi Pérez / Carmen Pérez-Lanzac Bruselas / Madrid

Trichet reclamó recortes y el expresidente atendió las exigencias con condiciones

Quién gana y quién pierde con la apreciación del dólar

La escalada de la divisa rey penaliza a los emergentes con alta inflación

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana