Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las peticiones de seguro de desempleo en EE UU alcanzan su nivel más alto en 26 años

Sólo la semana pasada lo solicitaron 35.000 personas.- El gobierno va a anunciar mañana que la economía estadounidense perdió 540.000 trabajos en enero

Los malos datos económicos no dan respiro en EE UU. Si ayer el dato de desempleo en el sector privado fue mejor de lo esperado por los analistas, hoy han vuelto las malas noticias. La cifra de solicitudes de subsidio por desempleo en Estados Unidos aumentó en 35.000 personas la semana pasada y llegó a 626.000, el nivel más alto desde octubre de 1982, según ha informado hoy el Departamento de Trabajo. El nivel anterior se encontraba en 588.000 y los expertos habían previsto incluso una reducción hasta los 580.000. El número total de solicitantes ya había alcanzado los 4.788.000 millones una semana antes, un crecimiento sin precedentes.

El gobierno va a anunciar mañana que la economía estadounidense perdió 540.000 trabajos en enero. Se espera que la tasa de desempleo en enero alcance el 7,5%, la más alta en 16 años. EE UU perdió 2,6 millones de trabajos en el último año, el mayor ritmo de crecimiento del desempleo desde 1945.

Caída de la productividad

En el informe sobre productividad, el gobierno señaló que la producción del país entre octubre y diciembre disminuyó un 5,5% y las horas trabajadas el 8,4%. La caída en la producción fue la mayor desde 1982 y la reducción en las horas trabajadas la más pronunciada desde 1975.

La crisis de la economía estadounidense se ha agravado en los últimos tiempos por el desplome del consumo y de la inversión, aspectos que también influyen en el comportamiento del empleo. A finales de enero, la crisis había supuesto ya el despido de 70.000 personas sólo en las grandes empresas de EE UU. Datos como el crecimiento del PIB, que en el último cuatrimestre de 2008 llegó a su peor cifra en 26 años, no ayudan a la recuperación.