Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El primer mandato de Toxo al frente de CC OO

Ignacio Fernández Toxo (Ferrol, 1952), el hasta ahora responsable de Acción Sindical y Políticas Sectoriales de Comisiones Obreras, se enfrenta desde hoy a su primer mandato al frente del sindicato.

Tras una disputa muy reñida con el anterior secretario general de CC OO, José María Fidalgo, que optaba a su tercer y último mandato, Toxo ha obtenido un respaldo de 512 votos frente a los 484 de su rival en el 9º Congreso Confederal del sindicato, que se celebra en Madrid entre los días 17 y 20.

Electricista de profesión, Toxo inició a los quince años sus contactos con el sindicalismo y pronto comenzó su vida laboral como metalúrgico en el ferrolano astillero naval Bazán.

En 1972, participó en la huelga general de El Ferrol, motivo por el que fue despedido de la empresa y posteriormente encarcelado. Tras salir de prisión, vivió durante cuatro años en la clandestInidad.

Su papel en Galicia

Casado y con dos hijos, ha ocupado diversas responsabilidades en la dirección de CC OO de Galicia: fue presidente del Comité Intercentros de Bazán y en noviembre de 1987 fue nombrado secretario general de la Federación del Metal.

En noviembre de 1995, y tras el proceso de fusión entre las federaciones del Metal y la Minería, Toxo fue elegido secretario general de la Federación Minerometalúrgica.

El 9 de noviembre de 1999 anunció su candidatura a la Secretaría General ante el VII Congreso Confederal (abril de 2000), aunque días después, anunció su retirada para no quebrar la unidad del sindicato y Fidalgo sale elegido con los apoyos del sector crítico.

Responsable de Acción Sindical

Fidalgo es reelegido en el 8º Congreso (abril de 2004) e incluye a Toxo en su Comisión Ejecutiva como responsable de Acción Sindical y Políticas Sectoriales.

Desde ese cargo, participa en el proceso de diálogo social abierto con el Gobierno, CEOE y CEPYME, y en las reuniones bilaterales con empresarios para firmar los acuerdos de negociación colectiva.

Esta cercanía con los problemas de los trabajadores y el "ensimsmamiento" en el que está inmerso el sindicato es el que dice que le ha llevado a enfrentarse a Fidalgo en el 9º Congreso.