Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis financiera mundial

Bruselas prevé que la recesión lleve a España a superar el 15% de paro

El Gobierno reconoce el "escenario extremadamente complejo" y no descarta una recesión

La Comisión Europea cree que España ha entrado en un periodo de recesión económica que durará hasta principios de 2009, lo que llevará la tasa de paro sobre el 15% en 2010 y hará aumentar el déficit público hasta rebasar el límite del 3% del PIB. De hecho, el secretario de Estado de Economía español, David Vegara, ha reconocido hoy que no se puede descartar la posibilidad de una recesión, ya que es "consciente" del impacto de la situación internacional sobre la economía española. Sin embargo, ha insisitido en que las previsiones son el resultado de la situación económica global, la crisis financiera, así como el impacto que han tenido los precios de las materias primas.

El PIB español cayó en el tercer trimestre del año un 0,2%, según el ejecutivo comunitario, que espera que vuelva a bajar en el cuarto (0,3%) y también en los primeros meses de 2009 (0,1%) por el ajuste del sector inmobiliario, la caída de la confianza de los consumidores, la subida del petróleo y los alimentos y el endurecimiento del crédito por la crisis financiera.

Tenemos por delante "un horizonte oscuro" y la recesión es un "riesgo real", asegura Almunia

Este frenazo en la segunda mitad de año reducirá la tasa de crecimiento anual al 1,3% (frente al 3,7% en 2007) y se contraerá en 2009 (un 0,2%) por primera vez desde la crisis de 1993, para volver a tasas positivas en 2010 (0,5%). Con este panorama, el paro escalará hasta el 13,8% el año que viene y seguirá subiendo, hasta el 15,5%, en 2010, en tanto que el déficit público llegará al 2,9% del PIB en 2009 y al 3,2% en 2010.

"Escenario complejo"

Ante esto, Vegara ha dicho que las previsiones describen "un escenario extremadamente complejo" para toda la región, al tiempo que ha asegurado que en 2009 se intentarán articular aquellas medidas necesarias para no alcanzar esos límites.

La Comisión condiciona esta recuperación a la relativa recuperación del consumo y el empleo, ya que advierte de que, si el ajuste de la vivienda es más fuerte y persisten las dificultades para acceder al crédito, las cifras podrían ser todavía peores. El déficit corriente, uno de los problemas más graves de la economía española los últimos años, se reducirá ligeramente, desde más del 10% del PIB alcanzado el año pasado, hasta cerca del 8% a final de 2010. La inflación también se desacelerará considerablemente los próximos años (al 2,1% en 2009 y 2,8% en 2010), debido sobre todo a la bajada del crudo.

Sobre las arcas públicas, el departamento de Economía del Ejecutivo comunitario, que dirige el socialista Joaquín Almunia, tacha de optimista las previsiones presupuestarias del Gobierno para el año que viene (que espera un déficit del 2%) y vaticina que el saldo negativo aumentará hasta el 2,9% del PIB. En 2010 y sin cambio de políticas seguiría creciendo hasta el 3,2%.

Previsiones comunitarias

Por lo que respecta al conjunto de socios de la divisa única, Bruselas asegura que la eurozona ya está en recesión y no saldrá de ella hasta 2009, según las nuevas previsiones económicas publicadas hoy por la Comisión Europea. De hecho, el ejecutivo comunitario prevé que todas las grandes economías de la Unión Europea -Alemania, Francia, el Reino Unido, Italia y la propia España- se hundan este año en recesión, que tiene lugar técnicamente cuando el PIB se contrae dos trimestres seguidos. Tenemos por delante "un horizonte oscuro", ha asegurado Almunia antes de reconocer que la recesión es ya "un riesgo real".

La Comisión achaca la contracción al efecto de la crisis financera, unida a la corrección del sector inmobiliario en muchos Estados miembros. El PIB de los países del euro empezó a contraerse en el segundo trimestre de 2008 (0,2%) y, según Bruselas, volvió a hacerlo en el tercero (0,1%) y seguirá cayendo en el cuarto (0,1%), para comenzar una lenta recuperación a partir de 2009.

Como resultado, en el conjunto de 2008 el crecimiento de la eurozona será del 1,2% (frente al 2,7% en 2007), del 0,1% en 2009 y del 0,9% en 2010. La UE también entrará este año en recesión, con caídas de la actividad del 0,1% en el tercer y cuarto trimestre, que dejarán el avance del PIB en todo el año en el 1,4% (fue del 2,9% en 2007). En 2009, la economía de los Veintisiete sólo crecerá el 0,2%, mientras que en 2010 el avance será del 1,1%. En ambos casos, sus balances más pobres desde la implantación de la moneda única en 2001.

No obstante, según ha detallado el comisario europeo Joaquín Almunia, el "grado de incertidumbre es muy grande y las previsiones se han fijado en un marco excepcionalmente intenso, por lo que hay que tomar con precaución" los cálculos de Bruselas para los dos próximos ejercicios. Por este motivo, "no se puede descartar que la crisis financiera se agrave, o que la debilidad de la economía real cree nuevas dificultades".

La caída de la actividad se dejará notar en el mercado laboral y la creación de empleo se desacelerará considerablemente, después de años de fuertes subidas. Como resultado, la tasa de paro aumentará los próximos años, hasta el 8,7% en la eurozona en 2010 y el 8,1% en la UE, desde el 7,5% y 7,1%, respectivamente, al final de 2007.