Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis financiera mundial

Lois echa el cierre

La liquidación del grupo textil deja en la calle a 435 empleados en Valencia y Ciudad Real

La empresa Sáez Merino ha comunicado al comité de empresa que va a presentar la liquidación del grupo, según han confirmado fuentes sindicales. La dirección de la textil, que comercializa las marcas Lois, Cimarron, Caroche y Caster, no ha ofrecido a los representantes de los trabajadores explicaciones sobre los motivos que le han llevado a tomar esta decisión, según las mismas fuentes.

Frente al más de mil empleos directos que tenía antes del inicio de su declive en 2004, Sáez Merino cuenta en la actualidad con unos 350 trabajadores en su centro de Benaguasil (Valencia) y otros 85 en Daimiel (Ciudad Real), donde tiene otra planta de producción textil, según han informado fuentes de Comisiones Obreras.

El grupo tiene pendiente el cumplimiento de un convenio de acreedores presentado por cuatro empresas del grupo (General Garments S.A., Sáez Merino SAU, Sáez Merino Sewing SAU y Sáez Merino Textile SAU), pero está paralizado por un recurso que presentó la empresa con motivo de su deuda con la Tesorería General de la Seguridad Social y que ésta a su vez recurrió.

Este último recurso no ha sido resuelto todavía, por lo que el convenio está "aprobado pero paralizado", según CCOO. Las mismas fuentes han destacado que ahora el grupo, al presentar la liquidación, está en una situación atípica porque hay que aclarar si la deuda de los acreedores es la resultante del convenio alcanzado con ellos, que fue aprobado con una quita del 30%, o es la inicial.

Entre esos acreedores se encuentran los trabajadores, a los que la empresa debe una mensualidad, y también los empleados afectados por el último expediente de regulación de empleo que se acogieron a la prejubilación.

Lois nació en 1962 y es junto a Levi's, Wrangler y Lee uno de los grandes nombres propios de la ropa vaquera después de saltar al primer plano del escaparte gracias a la publicidad que le hizo el roquero valenciano Bruno Lomas, el británico Rod Stewart, el tenista sueco Björn Borg o sus compatriotas del grupo Abba.

MIllares, antigua capital de la ropa tejana

A partir de entonces, el tirón del grupo textil colocó a la comarca de Millares, situada a más de cien kilómetros de la ciudad de Valencia, en la capital de la ropa tejana pese a estar muy alejada de cualquier ruta comercial moderna. Desde allí, los hermanos y empresarios Sáez Merino conquistaron el mercado europeo con un producto que convirtieron en un icono de la juventud.

De hecho, la historia más reciente de la población está íntimamente vinculada a Lois, hasta el punto de que la Gran enciclopedia de la región valenciana de 1973 dice que "la pobreza agrícola y ganadera queda paliada en parte por la industria: una fábrica de tejidos Lois y la central eléctrica...". Con el paso de los años, sirvió para tejer un entramado empresarial que ha pivotado en parte sobre la marca Lois, versión de Luis, el nombre de un miembro de la familia.

Una vez separado el negocio familiar en 1976, Sáez Merino tuvo que hacer frente a un camino que no siempre fue fácil y en el que destaca el enfrentamiento con el Grupo Osborne, con quien la firma tenía un acuerdo desde 1981 por el que el primero limitaba el uso del toro como símbolo de marca para los licores y las bebidas, mientras que el segundo hacía otro tanto para el sector textil. La bodega andaluza abrió la puerta en 1999 a una eventual producción de textiles, lo que provocó un desencuentro que se zanjó con otro acuerdo en 2000.