Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis financiera mundial

Solbes asegura que el fondo creado por el Gobierno "no costará ni un céntimo al contribuyente"

El Gobierno defiende que el dinero para apoyar a la banca es una "inversión".- Economía calcula que la deuda subirá al 41% y descarta alzas de impuestos

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, ha asegurado hoy que el fondo de 30.000 millones de euros anunciado ayer por el presidente del Gobierno para apoyar a la banca "no costará ni un céntimo al contribuyente" y servirá para "romper la situación de bloqueo en la que actualmente se encuentra el mercado financiero". De esta forma ha querido Solbes salir al paso de las interpretaciones que afirman que el dinero que el Ejecutivo ha prometido acabará pasando factura a los contribuyentes.

Tras reunirse en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, Solbes ha insistido en que el fondo, ampliable a 50.000 millones, y creado para comprar activos "de calidad" de las entidades financieras para facilitar el crédito a empresas, es temporal. El ministro de Economía ha reiterado que la situación del sistema financiero español es "enormemente cómoda".

Ante el nuevo desplome sufrido hoy por la bolsas europeas , Solbes ha asegurado que hay que dar más información y más tiempo a los mercados para que perciban las medidas económicas. En su opinión, se trata de un problema de confianza que no se está resolviendo y que es importante "romper barreras que impiden que los mercados funcionen".

Respecto a la bajada de tipos en Estados Unidos y la eurozona , Solbes ha opinado que se trata de una acción coordinada, algo que considera "fundamental". Sobre los efectos que tendrá este abaratamiento del precio del dinero en España, ha enumerado dos: bajará el Euribor y se dispondrá de liquidez.

Aumento de la deuda pública

Las declaraciones de Solbes se suman a lo manifestado esta mañana por el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, quien aseguró que los 30.00 millones que el Gobierno destinará a la compra de activos de bancos y cajas elevará la deuda pública prevista para 2009 entre 2,7 y 2,8 puntos, con lo que ésta superará el 41% del PIB.

En la misma línea, el secretario de Estado, David Vegara, ha defendido que es una "inversión" que dará su rentabilidad. Durante su comparecencia en la comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados, Vegara se ha referido así al anuncio de ayer del presidente del Gobierno.

Vegara ha explicado que el Gobierno está aún diseñando los detalles técnicos de este fondo, que debe "combinar", por un lado, que la financiación llegue a empresas y ciudadanos y, por otro, facilitar a las entidades que los activos a largo plazo tengan en los mercados "una salida" de la que ahora carecen, aunque no ha especificado qué plazo será ni qué tipo de activos va a comprar el Gobierno.

Línea de crédito temporal

Por su parte, Ocaña ha subrayado que esta "línea de financiación" no es permanente y que son préstamos que se dan a las entidades con una garantía que da "plena seguridad" de que ese dinero se va a recuperar. Por este motivo, ha defendido que su impacto será temporal.

Según el proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado para 2009, la deuda del conjunto de las administraciones públicas aumentará dos puntos, hasta el 38,8% del PIB, porcentaje que ahora, según los cálculos de Ocaña se situará entre el 41,5% y el 41,6% del PIB. Preguntado sobre la posibilidad de que Hacienda tenga dificultades para financiar este plan, Ocaña señaló que "en teoría puede ocurrir cualquier cosa, pero en la práctica España sigue teniendo un ratio de deuda pública sobre el PIB muy bajo" frente a la media europea, que registra una media del 60%.

La CEOE pide otros 30.000 millones

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Gerardo Díaz Ferrán, ha señalado hoy que "probablemente" haga falta sumar 30.000 millones de euros más al fondo de liquidez anunciado ayer por el presidente Zapatero para que el dinero "se reparta correctamente" y llegue a las empresas. Durante su intervención en un desayuno informativo del Forum Nueva Economía, Díaz Ferrán ha explicado que los 30.000 millones de euros previstos como cifra inicial "se aproximan bastante" a los recursos que necesitan los bancos para sanear su cuentas de aquí a final de año, por lo que éstos podrían no trasladarlos a las empresas en forma de créditos. A pesar de todo, Díaz Ferrán ha asegurado que se trata de una medida "acertada" y "absolutamente necesaria", y se mostró convencido de que servirá para devolver la confianza a los empresarios.

Más información