Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis financiera mundial

Cinco entidades alemanas salen en rescate del Hypo Bank con 3.500 millones

El Gobierno de Merkel y los bancos acuerdan la creación de una línea de crédito extraordinaria

El banco hipotecario alemán Hypo Real Estate ha tenido que ser rescatado con una línea de crédito de varios miles de millones de euros por sus dificultades ante la crisis financiera por un valor total de 3.500 millones de euros. La entidad ha asegurado que esta financiación a corto y medio plazo mediante "una nueva facilidad de crédito" será "suficiente" para aportar la liquidez necesaria que evite el impacto del actual mal funcionamiento de los mercados de dinero internacionales en sus cuentas.

Tras conocerse la noticia, las acciones de Hypo Real Estate se han desplomado hoy en Bolsa y han llegado a ceder más de un 61%, condicionando a la baja no sólo al principal índice alemán, el DAX, sino también a todo el sector bancario de Europa.

"Hypo Real Estate ha negociado con un consorcio de bancos en respuesta a las extremadamente desafiantes condiciones en los mercados de dinero internacionales tras el colapso de Lehman y otros trastornos del mercado", ha añadido el banco hipotecario germano en un comunicado de prensa.

Tras confirmarse el monto total de la operación, el ministerio de Finanzas germano ha informado de que los acreedores pagarán las garantías en dos tramos, de 14.000 y 21.000 millones de euros. Los bancos privados pagarán el 60% del primer tramo del crédito y el Gobierno alemán asumirá completamente el pago del segundo tramo de la línea crediticia, que todavía debe recibir el visto bueno del Parlamento alemán.

Por su parte, el consejero delegado de Hypo Real Estate, Georg Funke, ha asegurado que la nueva facilidad de crédito les "permitirá ajustar" la estructura de depósitos para adaptar el mal funcionamiento de los mercados de dinero internacionales. Como consecuencia del acuerdo, el banco no necesitará ir al mercado de dinero no asegurado para su refinanciación en un futuro próximo, aunque tendrá que reducir la cartera de su participación en Depfa Bank. Por este motivo, ha descartado repartir dividendo a sus accionistas por el año 2008.

El Gobierno de Angela Merkel y la cúpula bancaria alemana mantuvieron una reunión de urgencia este fin de semana para salvar del colapso a una de las empresas más grandes del país. Eso sí, sin intervención estatal.

La filial irlandesa sufre con las 'subprime'

Provocada por los graves problemas de liquidez y especulaciones de su filial irlandesa DEPFA -entidad que absorvió en julio de 2007-, la situación de HRE, con sede en Munich, se había agravado durante la tarde del domingo en la última entrega de un declive que comenzó, según informa el diario Financial Times Deutschland (FTD), con la crisis de las subprime estadounidenses y los créditos hipotecarios de riesgo. De hecho, a principios de 2008 la entidad alemana se vio obligada a realizar una serie de amortizaciones millonarias.

Debido a la poca confianza de los mercados financieros, según estimaba el rotativo económico en su edición dominical resultaba "poco probable" que HRE, que cotiza en el índice DAX de los 30 principales valores de la bolsa de Frankfurt, pudiese afrontar una refinanciación de urgencia que ascendía, según FTD, a unos 10.000 millones de euros.

HRE actúa en tres segmentos: el inmobiliario profesional, la financiación de administraciones públicas -ámbito de DEPTA- y la gestión de activos y las inversiones en los mercados de capitales.