Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La inflación crece a su mayor ritmo en trece años y sube un 5%

Los precios aumentan seis décimas en junio por el encarecimiento de los carburantes y su efecto en el transporte. -Solbes admite que la noticia no es positiva y advierte que hay que absorber el alza del petróleo

Los precios siguen imparables y han alcanzado en junio la tasa más alta de los últimos trece años con un 5%, cuatro décimas más que el dato de mayo, impulsados por la subida a máximos del petróleo y los alimentos, según datos difundidos hoy por el Instituto Nacional de Estadística que añaden que los precios han avanzado en el último mes seis décimas en tasas intermensual.

"No es una noticia positiva", ha admitido por su parte el vicepresidente económico Pedro Solbes, que ha vinculado el alza de la inflación a la escalada del petróleo, que se ha encarecido en los mercados internacionales un 86% respecto a junio del año anterior; así como a la subida de los precios de los alimentos frescos, que podrían haberse visto afectados por las huelgas que se han producido durante el mes pasado, especialmente el pescado (4%) y las patatas (6%).

"Tenemos que absorver la subida a máximos del petróleo. O consumimos menos petróleo o consumimos menos de otros productos"

La escalada de barril está provocando que haya "países que están pasando a ser más ricos mientras nosotros pasamos a ser más pobres"

En una temprana y poco habitual rueda de prensa realizada directamente en la Moncloa para poder asistir después al Consejo de Ministros, el jefe de la política económica del Gobierno ha señalado que de las cuatro décimas que ha subido la tasa interanual en junio, "tres décimas y media se justifican por la subida del petróleo y, en menor medida, por los alimentos". En cifras: 2,5 puntos corresponden al oro negro y el otro punto a la cesta de la compra.

Sin embargo, Solbes ha recurrido al mantenimiento del diferencial con Europa en torno al 1 y el 1,1 -los datos preliminares de Eurostat muestran que la inflación en la eurozona está en el 4%, la más alta desde 1997- para justificar que la subida de precios no es un fenómeno exclusivo de España, sino que tiene carácter internacional.

De cara al futuro, Solbes ha confiado en que los precios se moderen en la segunda mitad de año y que podrían empezar a bajar en 2009, siempre y cuando el petróleo no cumpla las previsiones de algunos analistas como Goldman Sachs, que no descartan que el barril llegue a 200 dólares el próximo invierno tras superar los 146 dólares la pasada semana.

Tras reconocer que el Gobierno tiene poco margen de actuación en este apartado, el ministro de Economía ha apostado por mejorar los márgenes de coste de comercialización de los alimentos frescos -lo que cuesta llevar los productos desde su origen hasta la estantería del supermercado-, así como fomentar la competencia en el sector para intentar atajar las tensiones inflacionistas que han llevado a la cesta de la compra ha costar un 7,2% más que hace un año.

"O consumimos menos petróleo o consumimos menos de otros productos", ha sentenciado Solbes tras advertir que "tenemos que absobver la subida a máximos del barril" ya que este fenómeno está provocando un traslado de rentas que hace que algunos "países sean más ricos" mientras "nosotros pasamos a ser más pobres".

Los carburantes son un 20% más caros que hace un año

Así, después de siete meses consecutivos con una inflación moviéndose entre el 4,1% y el 4,6%, por primera vez en 13 años se llega al umbral del 5% -la última vez que se rebasó esta cota psicológica fue en junio de 1995 con un 5,1%-, y se mantiene lejos del objetivo para el conjunto del año (2%), debido, en gran parte, al aumento mensual de un 4% de los precios de los carburantes y lubricantes, que han tenido especial incidencia en los precios del transporte, que cuestan un 10% más que hace un año. Abriendo el foco, gasolinas y gasóleos se han encarecido un 17% desde enero y cerca de un 20% desde junio de 2007.

También se encarece el gas natural, que a partir de mañana costará entre un 2,6 y un 3% más tras la liberalización del sector que ha entrado en vigor a principios de mes. Esta subida se suma a las aplicadas en abril, que oscilaron entre el 1,75% y el 2,82%.

La inflación subyacente (que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados) se ha mantenido en el 3,3% en junio, la misma tasa que la registrada en mayo, lo que ha servido a Solbes para destacar "el mejor comportamiento de los elementos menos volátiles como los bienes industriales no energéticos", que incluso han llegado a bajar un 0,2% en junio.

En cuanto a los alimentos, aunque algunos como la leche se han abaratado un 4,2% en lo que va de año, todavía acumulan fuertes subidas interanuales, superior al 23% en este producto y un 7,2% de media en la cesta de compra.

Por su parte, el INE también ha confirmado que el Indicador de Precios de Consumo Armonizado (IPCA), que ya fue hecho público a principios de mes, ha alcanzado en junio el 5,1% interanual, cuatro décimas más que en mayo.

"No estamos lejos del crecimiento cero"

En cuanto al efecto de la inflación en el resto de la economía y las previsiones de crecimiento del Gobierno, Solbes ha reiterado tal y como ya apuntó ayer al hablar de que se puede "rozar el larguero", que "no estamos lejos del crecimiento cero"; aunque ha rechazado de forma tajante que España esté en estanflación -conjunción de precios disparados y escaso crecimiento-. "No se puede sacar esa conclusión de la economía española", ha resumido tras recordar que la estanflación hace referencia "a un periodo largo y duradero".

"El crecimiento en el segundo trimestre se situó por debajo del primero, lo que significa que fue del 0,1% o del 0,2%. En esa línea seguimos, aunque algunos piensan que se puede ir algo más lejos", ha señalado Solbes.

Además, el vicepresidente ha reiterado que el Gobierno aún mantiene que ha habido un "ligero crecimiento" en el segundo trimestre, aunque ha insistido en que habrá que esperar a los datos del INE para saber cuánto ha crecido la economía. "Se trata de cifras muy ajustadas y es difícil", ha señalado. Por el momento, la proyección oficial está situada en el 2,7% tras la primera revisión realizada a final de primavera, aunque tanto el ministro como el presidente Zapatero ya han admitido que será difícil superar el 2%.

Strauss-Kahn: "Estamos entre el hielo de la recesión y el fuego de la inflación"

Lo peor de la crisis financiera internacional ha pasado, pero la economía mundial se mantiene atascada “entre el hielo de la recesión y el fuego de la inflación”, según ha alertado hoy el Director del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn.

”Nadie puede asegurar que la economía mundial tiene buena temperatura”, ha añadido Strauss-Kahn durante una conferencia en Ucrania en la que también ha asegurado que la respuesta global a esta crisis en los mercados de capitales ha sido “adecuada” aunque, ha advertido, sus consecuencias en la economía y en la sociedad “están todavía por venir”.

Almunia pide a España que haga "todo lo posible" para evitar una espiral inflacionista

El comisario de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, ha reclamado hoy al Gobierno español y a los interlocutores sociales que hagan "todo lo posible" para evitar que la subida de la inflación, que a su juicio se debe fundamentalmente al aumento del precio de la energía y de los alimentos, se traslade a otros sectores y a otros precios y genere una espiral inflacionista.

El comisario ha resaltado que "no hay ninguna ventaja en la inflación" porque supone "más injusticia, peor distriución de la renta, más sufrimiento para los sectores más débiles de la población y freno al crecimiento".

Más información