Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BCE eleva los tipos de interés al 4,25% y sugiere que no habrá más subidas

La Bolsa de Madrid cierra con ganancias

El Banco Central Europeo (BCE) ha decidido hoy subir los tipos básicos de interés en 25 puntos básicos, hasta el 4,25%, con lo que ha situado el precio del dinero en la zona euro a su nivel más alto de los últimos siete años, tal y como esperaban los mercados financieros. Sin embargo, el presidente, Jean Claude Trichet, ha sugerido que no habrá, por el momento, nuevos incrementos y que con la subida de hoy se mitigará la inflación.

En este contexto, el parqué madrileño logró cerrar la sesión en positivo, con una subida del 1,04%, tras la decisión del BCE, aunque el Ibex no logró recuperar el nivel de los 12.000 puntos. En concreto, el índice selectivo terminó en 11.980,10 puntos, mientras el Índice General de la Bolsa de Madrid se anotó un repunte del 0,96%, hasta situarse en las 1.291,31 unidades. En Europa, París repuntó un 1,11% y Francfort, un 0,77%.

"Hacemos lo que creemos conveniente para anclar los riesgos inflacionistas a medio plazo", asegura Trichet

Consulta la evolución de las principales bolsas

Trichet ha explicado en la rueda de prensa que el máximo órgano ejecutivo del BCE ha tomado la decisión por unanimidad y que el incremento del precio del dinero contribuirá a frenar la inflación. Trichet ha enfatizado que preside "una institución independiente", en alusión a los comentarios del presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, quien pidió a Trichet cautela y responsabilidad.

Inflación histórica

El repunte de la inflación a su máximo histórico desde la creación del euro, que en junio alcanzó el 4% por culpa del petróleo y no se espera que baje a corto plazo, ha llevado al banco a elevar el precio del dinero tras doce meses sin cambios. Una postura que le convierte en el único instituto emisor junto al sueco que ha optado por movimientos al alza en plena desaceleración, y contrasta con la de su homólogo estadounidense, que ha bajado ya en siete ocasiones los tipos desde agosto hasta el 2% actual para luchar contra el riesgo de recesión de la primera potencia mundial.

De este lado, el presidente del BCE ha advertido hoy de que los riesgos inflacionistas provocados por el alza del crudo y el encarecimiento de los alimentos se prolongarán durante más tiempo de lo previsto por encima del nivel de estabilidad, que el BCE fija de manera oficial en el 2%.

Además, preguntado sobre si la decisión abre la puerta a una serie de subidas, Trichet ha reiterado que la subida acordada por la institución europea ayuda a la estabilidad de los precios, ha añadido que el BCE "no tiene ningún compromiso previo" en este sentido, dejando en el aire posibles movimientos al alza en el precio del dinero si la inflación continúa desbocada e impide la recuperación económica.

"Hacemos lo que creemos conveniente para anclar los riesgos inflacionistas a medio plazo", ha resumido el economista francés antes de enfatizar que su deber también pasa por mantener la credibilidad de la entidad que dirige y que depende en que los precios de la euro zona no se desboquen.

Efecto en el Euríbor

Los mercados de dinero, donde los tipos de interés interbancarios superan en mucho la tasa rectora, ya habían adelantado la subida, anunciada por Trichet el pasado 5 de junio, como demuestra el aumento del Euríbor el pasado mes al 5,36%, un nivel desconocido hasta la fecha. De hecho, hoy, el tipo hipotecario más usado en España ha seguido su escalada y ha marcado un máximo de su cotización intradía en el 5,432%, a pesar de que la medida del BCE sólo será efectiva a partir del próximo 9 de julio.

Por otra parte, la institución europea también ha aumentado la facilidad marginal de crédito, por la que presta dinero a las entidades, hasta el 5,25%, así como la facilidad de depósito, por la que remunera el dinero, al 3,25%.