Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Deterioro económico

España se convertirá en el país con más paro de la OCDE en 2009

El previsible alza del desempleo, que llegará al 10,7% en dos años sitúa a la economía española en el último puesto de los 30 países de la organización

España se convertirá el año próximo en el país de la OCDE con la mayor tasa de paro, el 10,7%, debido a una severa ralentización en la creación de puestos de trabajo, lejos del 6% de media de los 30 países miembros, según las previsiones del informe anual de Perspectivas del Empleo presentado hoy.

El paro en España, que partía de un punto bajo del 8,3% el pasado año -la cuarta más alta de toda la organización-, va a progresar en 2008 al 9,7% (2,2 millones de personas) para subir un punto porcentual suplementario el próximo ejercicio (2,5 millones), con lo que superará a Turquía, para la que se espera una tasa de desempleo del 10,5% en 2009, indicó en su estudio la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). De hecho, junto con Irlanda será el país europeo donde más crezca el desempleo en 2008.

En el extremo opuesto, las menores tasas de paro previastas para el próximo año serán las de Holanda (2,7%), Noruega (2,8%), Corea del Sur (3,1%), México (3,6%), Dinamarca (3,7%), Japón (3,8%), Suiza (3,8%) y Nueva Zelanda (3,8%).

En términos globales, los autores del estudio calculan que este año habrá un millón más de desempleados en los 30 países de la OCDE, a los que se añadirán otros dos millones en 2009. Buena parte de esas cifras absolutas se explican por la evolución en Estados Unidos, donde el paro pasará del 4,6% registrado el pasado año (7,1 millones de personas) al 6,1% en 2009 (9,5 millones).

España se salva de la destrucción de empleo

Varios países experimentarán incluso este año una destrucción neta de puestos de trabajo (Hungría, Islandia, Japón, Nueva Zelanda y Estados Unidos), mientras que otros dos (España e Irlanda) verán disminuido el ritmo de progresión en más de dos puntos porcentuales. En el caso de España, de una subida del 3,1% el pasado año en la creación de empleos (había sido del 4,1% en 2006) se pasará al 0,7% en 2008 y al 0,3% en 2009.

En este sentido, a pesar del fuere repunte del paro en España, la moderación de la tasa de población activa, que pasará del 2,3% al 1,5% en 2009 frente a la media del 0,7 y el 0,5% de la OCDE, permitirá seguir creando empleo.

Sin salir de España, el informe también destaca que la diferencia en el nivel de empleo entre hombres y mujeres se ha reducido en 1,5 puntos o más anualmente durante los últimos diez años, mientras que en países como Estados Unidos o Finlandia no han experimentado ninguna modificación durante este mismo periodo.

Descarta la posibilidad de recesión

Tras dar a conocer estos datos, el secretario general de la OCDE, Angel Gurría, ha admitido que España está viviendo una "ralentización" económica, pero "en ningún caso" se prevé un crecimiento negativo aunque "en 2009 todavía tendremos un año no muy boyante".

"Estamos pasando por un momento en que hay una caída del crecimento mundial y España no puede ser una excepción", ha señalado Gurría a la prensa en la presentación del informe anual de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo económico (OCDE) sobre las perspectivas del empleo.

Así, ha recordado que la organización calcula que el Producto Interior Bruto (PIB) español subirá un 1,6% este año, después del 3,8% en 2007, y que en 2009 se quedará en el 1,1%.