Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las claves del conflicto

La protesta de los transportistas autónomos cumple hoy su segundo día sin avances en las negociaciones entre la administración y el colectivo en huelga pero, ¿Quién es Quién en este conflicto?

¿Quienes convocan la huelga?

La huelga indefinida está convocada por la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer) y la Confederación Nacional de Transporte por Carretera (Confedetrans), organizaciones que agrupan mayoritariamente a autónomos y que representan al 20% del sector. Además, los paros también están respaldados por la Plataforma en Defensa del Sector de Transportes por Carretera, que actúa como un paraguas de los autónomos no asociados que respaldan las movilizaciones. Sin embargo, esta última agrupación no está representada en la mesa de negociación con el Ministerio de Fomento.

¿Qué opina el resto de los transportistas que no apoyan las protestas?

Frente a ellos, el 60% del colectivo de transportistas está agrupado en la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM), que no apoya los paros pero se está obligando a parar los camiones por los piquetes, que controlan los accesos a polígonos, puertos o centros de abastos.

De hecho, ayer por la noche, la CETM llegó a un acuerdo para mejorar la situación del sector con los cargadores (sus clientes) sobre tres aspectos: una cláusula de revisión de precio obligatoria y automática; el pago generalizado a 30 días -no 130 como hasta ahora- y el aumento de la hora de espera (a partir de la segunda) de 24 a 35 euros. Las empresas que no hayan subido sus tarifas hasta abril se comprometen a aumentarlas un 7,5%.

Por su parte, los dos sindicatos mayoritarios españoles, UGT y CC OO critican la huelga por considerarla un paro patronal.

¿Qué quieren los transportistas que apoyan los paros?

Fenadismer y Confedetrans reclaman un "verdadero gasóleo profesional" ante la subida a máximos de los carburantes -que se han encarecido un 20% desde enero y un 60% en el último año- y una tarifa mínima que impida trabajar por debajo de los costes, a lo que el Gobierno se niega en redondo ya que supondría una intervención artificial del mercado y violaría las leyes de competencia. También reclaman la supresión del llamado céntimo sanitario -tasa por litro de combustible- que existe en algunas comunidades.

¿Qué ofrece el Gobierno?

Desde Fomento, el Gobierno ha puesto sobre la mesa 30 medidas de mejora que ?implican a siete ministerios?, según la ministra Álvarez, para paliar el alza del gasóleo y mejorar la situación del sector. Este paquete de ayudas ha sido trasladado hoy a los transportistas en la mesa de negociaciones para buscar una salida a la huelga pero no ha sido detallado por el momento. Ayer, el Ejecutivo ofreció al colectivo una rebaja en las cotizaciones a la Seguridad Social (posible 15 millones de euros más (hasta 55) para apoyar el retiro de los profesionales de más edad y reducir los impuestos que gravan los seguros.