Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas da el visto bueno a la OPA de Sacyr sobre la francesa Eiffage

La Comisión considera que no obstaculizará significativamente la competencia en Europa.- La justicia gala emitirá su veredicto el 2 de abril

La Comisión Europea ha dado hoy su visto bueno a la compra de la francesa Eiffage por parte del grupo constructor español Sacyr Vallehermoso, al considerar que no obstaculizará significativamente la competencia en Europa.

Sacyr presentó en abril del año pasado una OPA por la totalidad del capital de Eiffage -de la que ya es accionista mayoritario, con el 33,2% del capital-, pero la oferta fue anulada por la Autoridad de los Mercados Financieros francesa (AMF), por un supuesto concierto de Sacyr con otros 89 accionistas españoles de Eiffage.

La constructora española recurrió esta decisión ante el Tribunal de Apelaciones de París, que deberá emitir su veredicto sobre si la OPA sobre Eiffage es válida o no el próximo 2 de abril.

Sacyr lanzó su oferta sobre Eiffage después de que fuera privado de sus derechos de voto, junto a otros minoritarios españoles, por la dirección de la francesa.

Tanto Sacyr como otros accionistas denunciaron la maniobra de Eiffage ante el Tribunal de Comercio de Nanterre, que tiene previsto resolver los recursos el próximo 6 de mayo.

En paralelo a los procesos judiciales, la constructora española solicitó autorización a la Comisión Europea, que tiene competencia exclusiva en las fusiones de dimensión comunitaria y que hoy ha dictaminado que la operación no afectará negativamente a la competencia.

Operan en distintos focos geográficos

En un comunicado, el ejecutivo de la UE ha hecho hincapié en el distinto foco geográfico de las dos compañías: Sacyr opera principalmente en España y Portugal y Eiffage sobre todo en Francia.

Según la investigación comunitaria, sus actividades sólo se solapan en España y Portugal, en los mercados de la construcción de viviendas y carreteras, en los mercados de concesiones de autopistas de peaje y en la gestión de autopistas de peaje. Pero esos solapamientos son muy limitados y, por lo tanto, Bruselas ve improbable que ocasionen problemas a la competencia.

La Comisión también ha detectado algunas relaciones verticales, dado que las dos empresas operan en los mercados español y portugués de construcción de carreteras -Sacyr en España y tanto Sacyr como Eiffage en el sector de las autopistas en Portugal-. Además, Eiffage se dedica a la producción de asfalto y áridos en España y Portugal.

Sin embargo, Bruselas ha concluido que la cuota de las partes en cada uno de estos mercados es limitada, por lo que también ha descartado efectos perniciosos para la competencia.